PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El dominicano es el principal candidato al Novato del Año de la Americana

Julio Rodríguez no le pone fronteras a su talento. Lo único que pide es estar en la alineación en cada partido y el resto saldrá registrado en la hoja de anotación.

“Vamos en una buena dirección”, dijo a elCaribe cuando se le preguntó si entendía que el espectáculo de Julio Rodríguez se dejaría sentir en las Grandes Ligas. El jardinero, oriundo de Loma de Cabrera, conversó con este diario mientras se encontraba en Oakland para finales del mes pasado. En ese entonces tenía 11 cuadrangulares y no tenía dudas de que pasaría, por lo menos, de los 20.

“¿Por qué no? Hay tiempo”, dijo en esa ocasión, lo mismo que cruzar de la misma cantidad de bases robadas, algo que ya logró porque al inicio de la jornada de ayer de las Mayores contaba con 21, líder de la Liga Americana.

Rodríguez es el primer novato en los registros del juego que compila al menos 15 cuadrangulares, igual cuota de dobles y dos decenas de bases estafadas en sus primeros 81 partidos. ¿Hacia dónde se dirige? Solo un novato en la historia ha tenido 30 o más tetrabases y 30 o más robos, el conocido 30-30, y ese fue Mike Trout en la contienda de 2012 con los Angelinos.

Solo dos dominicanos han pegado 30 vuelacercas en sus respectivos años de novatos: Albert Pujols con 37 en 2001 y Eloy Jiménez con 31 en 2019. Son palabras mayores, pero la proyección del criollo de 21 años es así de impresionante.

“Me siento más cómodo, estoy jugando más mi juego, me siento más en control y es asunto de dejar que la habilidad y el trabajo sigan saliendo”, comentó con voz firme.

Rodríguez no disparó su primer cuadrangular de la contienda hasta inicios de mayo, lo que quiere decir que se pasó abril completo sin un palo de cuatro bases. Después de ahí, ha sido otro pelotero, al punto que lleva dos meses consecutivos ganando el premio al Novato del Mes del menor de los circuitos y comanda a todos los peloteros de primer año en la mayoría de estadísticas ofensivas de importancia.

“Desde que entré en confianza las cosas fueron cambiando. Era cuestión de esperar sin dejar de trabajar fuerte”, señaló. Antes del partido de anoche su promedio estaba en .271, con 15 jonrones, 43 impulsadas y 48 anotadas, entre otras estadísticas. Tanto él como el también dominicano Jeremy Peña pelean por el lauro al Novato del Año “Vamos a llevarlo para allá si Dios quiere”, dijo. Que nadie lo ponga en duda.

Posted in Grandes Ligas
agency orquidea

Más contenido por Yancen Pujols