Soto: “Esto no se para ahí. Apenas comienza”

Compartir
Juan Soto, de apenas 21 años, tiene un promedio de .295 en su joven carrera en las Grandes Ligas, que arrancó en 2018.

El patrullero de los Nacionales promete trabajar más fuerte para ser un mejor pelotero en el futuro inmediato

Para los que lleva anotaciones, Juan Soto no tiene intención alguna de bajarle a lo que ha venido haciendo hasta el momento. Todo lo contrario, el plan es trabajar fuerte durante el otoño-invierno para venir más fuerte en 2021.

Un aviso nada placentero para la oposición que lo ha visto erigirse como uno de los mejores bateadores del béisbol con apenas 21 años de edad.

“Esto no se para ahí, con Dios por delante falta más. Esto apenas comienza”, dijo Soto a elCaribe en una entrevista en “vivo” por Instagram desde su residencia en Washington mientras hablaba de sus logros en este 2020 y de sus planes a futuro. “La meta mía siempre es mejorar. Trabajo fuerte tratando de ser mejor.
Ahora vamos a tener un plan de entrenamiento que me permita seguir haciendo mis cosas, en un buen lugar (debido al coronavirus)”, agregó el patrullero de los Nacionales, quien en la República Dominicana entrena bajo la supervisión de Emyi Capellán.

Soto viene de convertirse en el noveno criollo que obtiene un título de bateo en la historia de la MLB. Encabezó la Liga Nacional con un promedio de .351 en la serie regular, que fue recortada a 60 juegos por el COVID-19. El bateador zurdo vio acción en 47 juegos. Por igual, fue el mejor en ambas ligas en porcentaje de embasarse con uno de .490 y en porcentaje de “slugging” con uno de .695, para así lograr la llamada “triple corona moderna del bateo”, con lo que se convirtió en el primer quisqueyano en hacerlo .

Uno de los héroes de la corona de los Nacionales en 2019, Soto también ocupó el primer lugar en las GL en el OPS (la sumatoria de los porcentajes de embasarse y de “slugging) con uno de 1.185. En 154 turnos dio 54 hits, remolcó 37 carreras y anotó 39.
Por igual, recibió 41 bases por bolas con 28 ponches, lo que refleja su madurez en el plato. De sus transferencias, un total de 12 fueron intencionales, líder en ambos circuitos.

“Todo esto se lo dedico a Dios porque es Dios que me ha dado todo. Gracias por esas bendiciones. Esto se lo dedico a Dios y a mi familia porque han estado ahí conmigo”, indicó Juan, quien el 25 de este mes cumplirá 22 años de edad.

Soto se perdió el comienzo de la temporada al dar positivo al coronavirus y luego estuvo ausente en varios partidos por molestias en un antebrazo. Dijo que lo más fuerte para él fue el no poder comenzar la contienda.

“Yo estaba preparado para jugar, emoccionado y de repente me llaman y me dicen que no puedo (por el positivo). Ahí tuve que durar muchos días en mi casa (14) viendo los partidos por televisión. Nada fácil”, comentó.

No estará con Licey

A pesar de ver poca acción en la vuelta regular y que su equipo quedó fuera de la postemporada, Soto no recibió el permiso de los Nacionales para jugar con los Tigres del Licey en la pelota invernal. “No quieren que juegue pelota invernal”, dijo Soto, dueño de un promedio de por vida de .295. Su debut fue en 2018. “Ellos (la gerencia de los Nacionales) vieron la buena temporada que tuve y no quieren que juegue. Yo ni llegué a hablar de mi participación. Ellos fueron los que vinieron a donde mí. Me dijeron que hablamos el año que viene y tranquilo”, agregó. El Licey escogió a Soto en el Sorteo de Novatos de 2017.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir