Andy Ruiz, otro que tiró los vaticinios por la borda

Andy Ruiz sorprendió hace dos semanas al vencer a Anthnoy Joshua.
Su sorpresiva victoria ante Anthony Joshua se inscribe junto a otras, cuyos vaticinios fueron echados al piso

Hace 29 años (11 de febrero de 1990, en un coliseo de Tokio, Japón), se registró uno de los acontecimientos más trascendentes en el boxeo mundial... ¡una sorpresa que retumbó los cimientos del mundo deportivo!.

James “Buster” Douglas noqueó en el décimo round a un joven púgil llamado Mike Tyson quien el 22 de noviembre de 1986 se había consagrado tras anestesiar en menos de cinco minutos a Trevor Berbick, de Jamaica, y de esa manera se convirtió en el más joven peleador - tenía solo 20 años-, en adueñarse de un cinturón del peso completo.

El reporte viene a colación, y los expertos lo comentan con dejos de “alta sorpresa”, al conocerse otro gran acontecimiento ocurrido hace dos semanas y que solidifica la maravillosa historia del boxeo moderno de todo el orbe. Andy Ruiz un joven boxeador de origen mexicano, pero nacido en California, Estados Unidos, es el protagonista del singular hecho... porque echando por el piso todos los vaticinios -nadie le dio ninguna oportunidad- le asestó un duro nocaut en el séptimo asalto al gran favorito, el británico Anthony Joshua a quien le arrebató el cetro de la división madre (peso completo).

En el caso de Buster Douglas sucedió igual. Porque las apuestas en las ventanillas de Las Vegas estaban 40-1 a favor de Tyson.

Los analistas e historiadores del boxeo, a propósito de la sorpresiva victoria de Ruiz, recuerdan otros registros mundiales en los que púgiles sin ningún chance para anexarse fajas de los pesos pesados y también sorprendieron a los más afamados expertos y al público en general.

¡Pero es que no, no, no. quién lo iba a creer que Ruiz, un “gordo” peleador de más de 265 libras iba a devastar a un sensacional púgil, que incluso estaba colocado en la casilla número uno en el Top-10 de los pesos completos!, llegaron a manifestar con asombro gente de boxeo y hasta los mismos analistas.

El sorprendido Joe Louis

Cuando se recuerdan sorpresas en el exigente mundo del boxeo, y que abarca la categoría de los pesados, siempre se debe citar la primera pelea que celebraron (en junio de 1936), el alemán Max Schmeling y Joe Louis, de Estados Unidos. Louis, un sólido morca de la división completa, era el gran favorito, pero fue sorprendido por Schmeling quien lo noqueó en el round número 12.

El peleador estadounidense, bautizado como “El Bombardero de Detroit” (el único púgil con 25 defensas de su corona), aceptó la sorpresa. Además, fue una dura derrota para Estados Unidos y Alemania, dirigida por el dictador Adolfo Hitler, celebró ruidosamente aquella gran victoria. Pero, en la revancha (22 de junio de 1938), Louis fue por la venganza. Y despachó en un round a Schmeling. Entonces EE.UU., además de un triunfo deportivo, también celebró una victoria política.

Apunten también la sorpresa de Ali

Muhammad Ali, calificado como el más grande boxeador de los pesos completos, debe igualmente ser encasillado en el renglón de las grandes sorpresas registradas en el boxeo rentable.

El imberbe pelador, con apenas 22 años, desafió al veterano Sonny Liston quien hasta se burló de quienes decidieron montar una pelea entre él y el “improvisado” rival.

La firma del combate se hizo para la pelea que se montó el 25 de febrero de 1964. Ali había pronosticado el triunfo. Y lo hizo al derrotar por nocaut en el séptimo asalto al gran favorito. Las apuestas estaban 7-1 a favor de Liston.

Y como nadie quería creer lo sucedido, el 25 de mayo de 1965, volvieron a contender. Y Liston seguía siendo el favorito. Ali lo despachó en menos de tres minutos. Fue la segunda sorpresa -en los pesos completos- que se llevaron los expertos y la gente de Liston. Pero tampoco olvidar, de acuerdo con los expertos, el inesperado triunfo de George Foreman (en 1995) sobre el otro gran favorito: Michael Moorer, un joven boxeador de guardia zurda.

La sorpresa se proclamó con más “furor” porque Foreman ya estaba viejo (45 años) en el décimo round noqueó, con un recto, al mentón a Moorer.

Foreman, quien el 30 de octubre de 1974, también fue sorprendido por Ali al caer por KO en el octavo asalto, pasó a ser el boxeador de más edad en conquistar un campeonato mundial.
Así es que después de la sorpresa lograda por el mexicano-estadounidense Andy Ruiz, los fanáticos -y los propios expertos- no deben quedar absortos, en el marco del boxeo moderno, cuando un desconocido se casa con la gloria al vencer a un rival que se menciona como “amplio favorito” y que en un abrir y cerrar de ojos se ve devastado y perdedor de su estelaridad en los ensogados mundiales como es el caso del señor Anthony Joshua.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.