Avance del diálogo sujeto a definición de la metodología

En la segunda reunión, el presidente Luis Abinader llevó su propuesta para la reforma constitucional que incluye varios puntos.

Aunque ya los distintos sectores se han encontrado en dos ocasiones, atendiendo al llamado del Consejo Económico y Social (CES), a solicitud del Gobierno, con el objetivo de concertar las 13 reformas planteadas por el Poder Ejecutivo, todavía no se ha definido la manera en que se van a lograr los objetivos en esas conversaciones.

Definir la metodología es el mayor tema pendiente, ya que con ella es que se comenzarán los trabajos para debatir y enriquecer las propuestas que, hasta ahora, se han puesto sobre la mesa.

En catorce días es el próximo encuentro de los actores que participan en el denominado diálogo nacional por las 13 reformas, con el compromiso de llegar a esa sesión con todo definido en lo que respecta a la manera en que se establecerán las mesas para la discusión de los temas y el orden que estos deberán tener, de acuerdo a la prioridad.

La reunión pasada, que se efectuó el pasado 15 de septiembre, tenía como punto de agenda principal conocer esos aspectos, sin embargo, el encuentro, se centró en las propuestas de reformas a la Constitución de la República que presentó el presidente Luis Abinader y sobre la pertinencia o no de mantener en los debates las reformas policial, de seguridad ciudadana, seguridad social y laboral.

Luego de la pasada sesión los sectores coordinan algunas reuniones a fin de organizar el tercer encuentro y desde el CES, se preparan para dar algunos detalles, previo a esa reunión que está programada para el 6 de octubre, a las 10:00 de la mañana.

Los temas que más demandan

Entre los temas que parecen de mayor interés de los participantes en el diálogo nacional para el debate, se encuentra la modificación constitucional con la cual se buscaría la independencia del Ministerio Público, la reformulación del Consejo Nacional de la Magistratura para excluir de sus miembros al procurador general de la República y la recomposición de las altas cortes, las asambleas electorales, la Cámara de Cuentas y la Contraloría General de la República.

En el orden de importancia también está la reforma fiscal, que es uno de los temas más espinosos; la reforma a la Policía, a cuya discusión se ha sugerido incluir, por respeto, al grupo de trabajo que fue nombrado por el Poder Ejecutivo para tales fines; la reforma laboral y de seguridad social, que desde hace años se discute en el tripartismo (Gobierno, sindicalistas y empleador); el pacto por el agua y el medio ambiente, además del código electoral, tema para el cual se pide la inclusión de la Junta Central Electoral (JCE), debido a que el órgano comicial ya ha hecho una propuesta de modificación de la leyes electorales.

Al margen de que el Gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader es el proponente del diálogo nacional por las reformas, el CES, cuyo órgano fue el escogido para tratar los temas, es quien coordina y dirige todo el proceso.

Históricamente, el CES es quien ha concertado, tal como manda la Constitución en su artículo 251, los diálogos que entran en su competencia. Entre los grandes logros se destacada la Ley 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo, así como el proceso de consulta y búsqueda de consenso para el Pacto Nacional para la Reforma Educativa en el año 2014.

En ese espacio, se impulsó y dirigió desde 1985 lo que se denominó el “Diálogo Tripartito”. Esta iniciativa, entre otros logros, hizo posible la adopción del actual Código de Trabajo que fue promulgado en 1992.

Las posiciones de los partidos respecto al tema

En la última reunión del diálogo nacional por las 13 reformas, los dirigentes políticos Guillermo Moreno, del partido Alianza País (AlPaís); y Charlie Mariotti, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), alzaron su voz en la sesión para que al final del túnel haya luz y pueda haber consenso en todos los temas planteados. Moreno, quien dijo estar más confundido que en la primera ronda, pidió a los convocantes trazar ruta, mientras que Mariotti, manifestó que si no se aclaraba la metodología y se escogían los puntos más importantes, las conversaciones se prolongarían por muchos años sin lograr resultados.

Ayer, el PLD informó a la Junta Central Electoral que comparte su propuesta de incluir en el diálogo el tema de la penetración del crimen organizado en las organizaciones políticas. La organización dijo que ese es un escenario propicio para que el liderazgo político y las fuerzas vivas que están participando discutan dicho tema.
Por otro lado, la Confederación Nacional Unidad Sindical, respaldó la posición asumida por Miguel Vargas de que se preserven las leyes 87-02 y 16-92 que constituyen, a su vez, la conquista laboral más trascendente de la clase trabajadora dominicana en los últimos 30 años.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4