Cáceres pide un juicio disciplinario contra la jueza que le dictó prisión

Adán Cáceres cumple prisión preventiva en la cárcel Najayo-Hombres.

El mayor general Adán Cáceres, principal imputado del caso Coral, denunció ayer ante el Consejo del Poder Judicial a la jueza que le dictó prisión preventiva alegando que la magistrada carece de objetividad e imparcialidad para impartirle justicia.

A través de sus abogados, Cáceres presentó la denuncia contra la jueza Kenya Romero, coordinadora de los Juzgados de Instrucción del Distrito Nacional, donde solicita al Consejo, que es el máximo órgano disciplinario del Poder Judicial, que se le realice un juicio disciplinario.

En la instancia, los togados acusaron a la magistrada Romero de hacer causa común con las “constantes violaciones de los derechos fundamentales de las que ha sido víctima el principal encartado del denominado caso Coral, desde que fue detenido”.
Afirmaron que Romero, quien en mayo conoció la medida de coerción de Cáceres y los otros cinco imputados en el caso, hizo una serie de afirmaciones y juicios de valor que, dijeron, revelan una animadversión y prejuzgamiento en su contra.

Dijeron que la jueza violó los artículos 66 de la Ley núm. 327-98 de Carrera Judicial, el 69 de la Constitución, y el 83 del Código Penal Dominicano.

Además, los defensores de Cáceres le aseguraron al Consejo del Poder Judicial que la magistrada juzgó de manera anticipada al imputado, cuando en la autorización de emisión de reportes e informes de productos financieros dada en fecha 4 de febrero del 2021, “se permitió afirmar que el mayor general Adán Cáceres oculta bienes productos del enriquecimiento injustificado e ilícito’”.

“La magistrada también aseguró que Adán Cáceres falseó las declaraciones juradas presentadas, esas afirmaciones por sí solas inhabilitaron a la juez Romero para conocer, como al efecto hizo, cualquier otra actuación jurisdiccional contra su representado”, indicaron.

A su consideración, esas afirmaciones violan el principio de presunción de inocencia como derecho fundamental, del cual, agregaron, la jueza debe ser guardiana y protectora, pues así lo establecen la Constitución y las leyes.

“El haber pronunciado, sin pruebas de ello, juicios de valor, afirmaciones y alusiones sobre la culpabilidad o participación del encartado en los hechos que se le imputan, colocó a la juez Romero al margen de la ley”, expresaron los juristas.

Indicaron que la magistrada, “lejos de cumplir con el deber” de designar aleatoriamente uno de los jueces que componen el Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional se designó ella misma para conocer la solicitud de medida de coerción contra su defendido, “pese a haber conocido y decidido 19 solicitudes relacionadas a dicho expediente”.

Mencionan que ha quedado claro en el caso “su ilegal antecedente y su comportamiento irresponsable en la instancia de medida de coerción,”.

El mayor general Cáceres, exjefe del Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia (Cusep), cumple prisión preventiva en la cárcel Najayo. El viernes 27 de este mes, un tribunal le revisará la medida de coerción para determinar si debe seguir en prisión.

Se hará lo mismo con los demás imputados, la pastora Rossy Guzmán, el cabo Tanner Flete el coronel Rafael Núñez de Aza, el sargento Alejandro Montero y el mayor Raúl Girón.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.