Católicos frente al Congreso Nacional solicitan nuevo Código Penal sin tres causales

Compartir

La pastoral dijo que estará por 40 días frente al Congreso bendiciendo a las personas

Santo Domingo.- La Vicaría Episcopal de Pastoral la Vida y la Familia, de la Arquidiócesis de Santo Domingo, y el movimiento Médicos por la Vida se concentraron hoy frente al Congreso Nacional para celebrar el miércoles de cenizas y entregar un documento a  los legisladores a favor de la aprobación del nuevo Código sin las tres causales que permitirían el aborto.

El reverendo Mario de la Cruz Campusano, representante de los feligreses, resaltó que el derecho a la vida es valorado universalmente , conforme  a lo que establece el artículo tres de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, que reza “cada individuo tiene el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.

Te recomendamos: Mujeres vuelven al Congreso Nacional para exigir la inclusión de las tres causales en...

El sacerdote denunció que contra este principio están el aborto, el homicidio, la eutanasia, la guerra, el suicidio, genocidio,... cuando la vida la vida humana tiene valor en sí misma.

"No adquiere o pierde valor ético por situaciones especiales; el valor de la vida humana, es el apoyo fundamental de los valores éticos y del derecho sociopolítico de la persona, puesto que el ser humano tiene un valor inconmensurable", manifestó el líder religioso en representación de las entidades que le acompañaban.

Propuestas a favor de la vida

Entre las actividades y propuestas de las asociaciones pro-vida,  están la difusión de una cultura de la vida; la defensa del concebido por todos los medios legales de un Estado; y la atención de las madres embarazadas con problemas.

"En relación con este último aspecto, es indudable que las mujeres que optan por el aborto para solucionar los problemas de un embarazo no deseado, lo suelen hacer porque sufren una gran presión social y personal.  Por ello, a nuestro juicio, una de las actitudes más positivas para luchar contra el aborto es  proporcionando a estas mujeres las ayudas para superar los terribles momentos de presión y de dudas cuando están embarazadas", dijo el sacerdote.

Adelantó que la ayuda a las madres con problemas es una de las actividades más efectivas dentro de las asociaciones y grupos pro-vida.

Ayudas

El colectivo pro vida propone debe haber "ayuda humana", que es proporcionar a la embarazada el apoyo moral que en estas circunstancias necesita;

"ayuda médica", ya que muchas de estas mujeres requieren atención médica; "ayuda legal", puesto que en los centros de acogida a la vida, proporcionan asesoría técnica, que en su caso, el apoyo legal que necesiten a través de buenos abogados.

Asimismo, "ayuda material", porque son muchas y muy variadas las necesidades materiales que las mujeres tienen, cuya solución puede contribuir directamente a resolver sus problemas y de ahí, ellas desistir de la intención de abortar; y persuadir a las mujeres que desean abortar de que el producto de la fecundación -en este caso el embarazo- es un ser humano vivo; parte suya, pero diferente a ellas, y que en ninguna circunstancia la solución de sus problemas es eliminar a ese hijo.

"Nuestra experiencia personal, y la de todos aquellos que trabajan a favor de la vida es que cuando a una mujer embarazada, que desea abortar se le ofrecen las ayudas que anteriormente hemos mencionado, difícilmente sigue deseando abortar,  por tal motivo, seguimos impetrando a nuestros legisladores que nunca aprueben ninguna ley que  vaya en contra de la vida en cualquier circunstancia", explicó el reverendo.

Consideró que el aborto en sus tres causales es un atentado contra la vida indefensa y un crimen. "Que amen y defiendan la VIDA que es un don de Dios". El sacerdote entregó el documento al diputado Juan Julio Campos.

Pro-aborto

Minutos antes de los religiosos, el Movimiento Mujeres Trabajadoras también se apostaron frente al Congreso, pero pidiendo que se conozca el proyecto del nuevo Código Penal incluyendo las tres causales.

Dijeron que un Código Penal sin causales, como el sometido por el diputado Alfredo Pacheco, obligaría a una mujer a morir frente a un embarazo riesgoso, la obligaría a llevar a término un embarazo que se sabe científicamente que no dará vida, la obligaría a continuar con un embarazo que resultó de un crimen, incluso si se trata de una niña violada por su propio padre.

"En estas tres situaciones, se debe permitir a la persona y a la familia afectada tomar la decisión; cualquiera que sea", manifestaron.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir