Crisis agua potable genera protestas

Compartir
Los santiaguenses dicen que se agudiza el mal servicio de agua.
Santiago.  El precario servicio de agua potable que ofrece la Corporación Acueducto y Alcantarillado de Santiago se agudizó, generando manifestaciones de protestas en comunidades la provincia de Santiago.

En el municipio de Licey al Medio, manifestantes quemaron neumáticos y colocaron obstáculos en la vía para exigir mejoría debido a que llevan varios días sin recibir el vital líquido.

La protesta al amanecer del martes, afectó el paso durante varios minutos por la carretera Duarte.

Con el apagón eléctrico que el pasado lunes sacó fuera de servicio la planta de Nibaje, la situación empeoró.

“Estamos cansados de que apenas nos den agua una vez a la semana y a veces tardan más tiempo, mientras los recibos siguen llegando igual o con aumento de las tarifas”, expresó Rolando Martínez, residente en esa zona liceyana.

Barriadas se quejan

En barriadas como Barrio Lindo, Zamarilla, Mama Tingo, Barrio Obrero, en la zona sur del municipio, sus moradores también se han manifestado ante la agudización del servicio de agua potable.

Los comunitarios denunciaron el incremento de la facturación, mientras la problemática se acrecienta.

En el Ensanche Espaillat afirmaron que llevan más de una semana sin recibir el vital líquido, mientras que en el distrito municipal de La Canela, sus residentes denuncian tiene un mes sin agua.

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), ha dicho que informa que trabaja en los proyectos que requieren el apoyo de organismos internacionales para rehabilitar los acueductos de la provincia y poder brindar un mejor servicio.

Entre los planes está el rehabilitar y modernizar el sistema de la toma de agua cruda de López, lo que permitirá beneficiar a Licey al Medio, Puñal, Tamboril y Moca.

También empeora servicio eléctrico

A los problemas de agua potable se agrega el precario servicio enérgico en comunidades de la región Norte, lo que está generando largas tandas de apagones. En barridas y campos las suspensiones son de hasta ocho horas diarias. Esto afecta el comercio que ve cómo se dañan mercancías como embutidos y carnes que requieren de refrigeración.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir