Estados Unidos deja el desempleo en febrero en el punto más bajo durante la pandemia

Washington, (EFE).- La economía estadounidense dejó el desempleo en febrero en el 6,2 %, una décima por debajo de lo registrado el mes anterior, lo que coloca este índice en el punto más bajo desde el inicio de la pandemia, informó este viernes la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. (BLS, en sus siglas en inglés).

Eso se debió en parte al aumento en la creación de empleo, ya que EE.UU. generó 379.000 puestos de trabajo, una cifra muy superior a las previsiones de los analistas, que habían anticipado unos 49.000 nuevos empleos creados, según este informe.

Aproximadamente cuatro quintas partes del aumento correspondió a servicios de alimentación y lugares para beber, es decir, bares y restaurantes, que crearon 286.000 puestos de trabajo a medida que van disminuyendo las restricciones dentro del sector gracias al incremento de las vacunaciones en EE.UU.

"El mercado laboral continuó reflejando el impacto de la pandemia del coronavirus. En febrero, la mayor parte de las ganancias laborales se produjeron en ocio y hostelería, y se registraron también más empleos, en menor medida, en servicios de ayuda temporal, atención médica y asistencia social, comercio minorista y fabricación de bienes", señaló la BLS en un comunicado.

En total, el número de desempleados en EE.UU. se redujo a 10 millones, una cifra "todavía muy por encima" de los niveles prepandémicos del pasado febrero, cuando había unos 5,7 millones de personas sin trabajo, de acuerdo a las cifras del Gobierno estadounidense.

La tasa de paro, que el año pasado pasó del 3,5 % en febrero al 14,7 % de la fuerza laboral en abril, cuando tuvo un mayor impacto la pandemia de la covid-19, ha ido disminuyendo cada mes desde entonces y en los tres últimos meses de 2020 se mantuvo en números cercanos al 7 %, lo que indica un estancamiento del mercado laboral.

El índice de desempleo registrado en febrero es inferior al estimado por los analistas, que esperaban que se quedara sin cambios en el 6,3 %, dato registrado en enero.

Pese al aumento de las contrataciones, la proporción de la población adulta que tiene trabajo o lo busca, lo que se denomina la tasa de participación en la fuerza laboral, se mantuvo en EE.UU. en el 61,4 %, igual que en anteriores meses, lo que demuestra que la recuperación en el empleo es lenta y que cuesta que haya más estadounidenses en búsqueda activa de empleo.

A esta situación se refirió este jueves el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, en un foro patrocinado por el diario The Wall Street Journal.

"Hemos tenido la caída más pronunciada en la participación de la fuerza laboral en muchas décadas. Eso solo significa que hay bastantes personas que técnicamente están fuera de la fuerza laboral pero que estaban trabajando en febrero (de 2020). Algunos de ellos se habrán jubilado, pero la gran mayoría de ellos realmente quiere volver a trabajar", analizó Powell, que lidera el banco central estadounidense.

Además, Powell aseguró que es "muy poco probable" que Estados Unidos regrese al pleno empleo este año, hasta cifras anteriores a la pandemia, pero dijo que tiene "esperanzas" de que la economía estadounidense pueda registrar "un buen progreso".

Respecto a la creación de empleo en otras actividades, más allá de la hostelería y el ocio, el sector sanitario y de asistencia social se incrementó en 46.000 puestos de trabajo; mientras que los comercios minoristas añadieron 41.000 trabajos.

Estas ganancias fueron parcialmente contrarrestadas por la pérdida de trabajos que registraron las tiendas de ropa y de complementos del vestuario, que dejaron a 20.000 personas desempleadas.

El informe de la BLS también detalló que las remuneraciones promedio de los trabajadores estadounidenses subieron en febrero 7 céntimos hasta los 30,01 dólares. EFE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.