Estudio dice ayudas mitigaron pobreza

Compartir
Miguel Ceara Hatton, ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.

El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo informó que los programas sociales puestos en marcha a causa de la pandemia COVID-19, especialmente Quédate en Casa y FASE 1, mitigaron el aumento de la pobreza y la caída del empleo.
El análisis del impacto de la COVID-19 establece que en términos absolutos, los programas sociales han logrado que 752,395 dominicanos y dominicanas no hayan caído en condición de pobreza monetaria general durante los peores meses de la pandemia.

En una nota despachada por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, se destaca que el estudio de la Dirección de Análisis de Pobreza, Desigualdad y Cultura Democrática muestra los efectos del Covid-19 y la crisis socioeconómica provocada en la calidad de vida de la población dominicana.

“Esta nos es una crisis nacional, esta es una crisis mundial. El 87% de los países registran un crecimiento negativo, la República Dominicana no va a ser la excepción, aunque está mejorando mensualmente, la caída se está reduciendo, pues terminaremos el año con una caída en el orden del 6%, esperando una recuperación en el año 2021”, precisó el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton.

Sobre el estudio

El estudio, presentado en la sede del ministerio, específica que el aumento de la pobreza ha sido principalmente en la zona urbana y ha traspuesto el histórico posicionamiento de lo rural como la parte más pobre del país.

“Esto ha ocurrido, no porque haya mejorado la vida de la población rural, sino porque el aumento de la pobreza urbana ha sido mucho mayor. La macroregión el Este y el Gran Santo Domingo han sido las más afectadas por la pérdida de empleo y también las que más han aumentado sus tasas de pobreza”, puntualiza la directora de la Dirección de Análisis de Pobreza, Desigualdad y Cultura Democrática, Rosa Cañete.

La investigación puntualiza que el efecto aún persiste en la población más vulnerable y aún en septiembre, tres de cada 10 hogares entrevistados por la Encuesta de la Red Actúa, habían reducido las porciones de comida, saltado alguna de las comidas en el día o habían pasado días enteros sin comer.

De acuerdo con el informe, el impacto del COVID-19 no solo ha aumentado la pobreza monetaria, sino que ha provocado un derrumbe de ingresos en la escalera social.

Plantea que este aspecto llama la atención sobre la necesidad de impulsar políticas de protección social y de desarrollo productivo que no solo se enfoquen en los más pobre.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir