Falta indentidad impide mujeres obtener ayudas

María Elena Santos pide ayuda para resolver su situación.

Santiago. Aucelina Mercedes Hiraldo, de 66 años, vive como si no existiera por falta de identidad. No ha podido tener una cédula porque no fue declarada y asegura que pese a los esfuerzos, de nada le han servido las gestiones ante la Junta Electoral de Villa González para obtener su acta de nacimiento y legalizar su identidad.

Hidalgo es madre de tres hijos y ha laborado de doméstica en casas de familia o vendiendo frituras. Con el paso de los años y el asomo de varios achaques de salud, demanda del apoyo del Gobierno, pero no puede acceder por la falta del documento de identidad. Ahora, con la jornada de vacunación contra el covid-19, teme no recibir las dosis que le corresponden, debido a que a otras personas con igual condición, se las han negado.

Aucelina apenas cuenta con el certificado de bautismo emitido por la parroquia San José de la Montaña del mes de diciembre de 1954, en el que se establece que nació en la comunidad de Quinigua. Reside en una casita de madera cerca de una cañada, en el barrio La Mina del distrito municipal Hato del Yaque.

Otros casos

En igual situación se encuentra María Elena Santos, de la comunidad de Gurabo. Santos, de 80 años, acudió a un centro de vacunación contra el covid-19, pero le negaron la dosis, debido a que carece del documento de identidad y electoral. Un fuego destruyó las pocas evidencias de su identidad y desde entonces sus hijos buscan solucionar la situación.

“Recientemente María Elena se enfermó, encontramos una mano amiga y la pudimos llevar al hospital y resolver la situación. Al menos teníamos padrinos”, expresó su vecina Rosa Julia Collado.
En tanto que Ana Antonia Domínguez, de 85 años y residente en la comunidad Palo Quemado, nunca fue declarada y le ha sido imposible tener cédula. Vive con la ayuda de sus hijos.

Documentación lleva un largo proceso

Para iniciar el proceso, primero se debe tener la documentación de los padres y si ya murieron, buscar firmas de vecinos, del alcalde pedáneo, de la iglesia o hasta de la partera, para así obtener el acta de nacimiento y posteriormente la cédula. Aucelina Mercedes Hiraldo ha hecho un largo recorrido en busca de firmas que confirmen que la conocen, pero aún no logra el objetivo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4