Favorecen cambios educativos en lucha contra la violencia

Compartir
Mujeres exigen frente al Congreso Nacional cero tolerancia ante la violencia de género.
Piden, además, la aprobación del proyecto de Ley Orgánica Integral para la atención, sanción y reparación de violencia

Una de las propuestas para solucionar a largo plazo la violencia contra la mujer está cimentada en la cultura y la educación. Asimismo, que el sistema educativo tiene que involucrarse a fondo para velar que las niñas y niños no reciban tratos diferentes e impulsar que en las féminas, sus principales metas en la vida no sean solo ser amas de casa, esposas y madres.

En ese argumento coinciden la activista y defensora de los derechos de la mujer, Lourdes Contreras y la dirigente del Foro Feminista, Fátima Lorenzo, quienes en escenarios distintos, platearon que es preciso darle un giro al sistema para cambiar el pensar y la forma de ver la relación de hombres y mujeres y la forma en cómo está organizada la sociedad.

Sin embargo, ambas entienden que ese cambio a nivel formativo debe de estar sostenido también, en políticas públicas impulsadas desde el Estado, para que promuevan condiciones de igualdad y equidad social.

Para Lourdes Contreras, a pesar de los avances que han obtenido a lo largo de los años, la violencia en contra de la mujer hay que medirla en relación a la capacidad de entender el problema, su dimensión y sus características. En ese sentido, señala que el movimiento de mujeres en el país ha sido capaz de lograr expresar las dimensiones del problema alrededor de lo que sucede en términos de violencia contra las mujeres. “Hemos sido capaces de dar una característica de esto, no solamente de mostrar las condiciones en que se dan las diferentes formas de violencia contra las mujeres y donde acontecen, sino también revelar las casusas”, dijo.

Destaca que a pesar que existen grupos religiosos buscando desviar el interés en temas relacionados a la violencia y desigualdades entre ambos sexos, hay que trabajar para que la sociedad entienda que la violencia contra la mujer tiene sus bases en la estructura de pensamiento machista, y lograr evidenciarlo en el ámbito educativo, de justicia, economía y política es vital para la lucha. “Las soluciones a estos problemas tienen que partir de entender esas bases culturales y reconocer que hay que producir transformaciones de carácter cultural que conduzcan a diferentes maneras de relación entre los hombres y las mujeres”, afirma.

La defensora de los derechos femeninos asegura que las soluciones paulatinas están ligadas a los mensajes de igualdad y de equidad social, del cual el Estado es responsable. Dice que desde el Ejecutivo deben proponerse acciones que impacten en el momento actual.

En declaraciones concedidas a elCaribe, tras conmemorase hoy el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, la dirigente del Foro Feminista, afirma que este año encuentra a las organizaciones que trabajan a favor de los derechos de la mujer en pie de lucha por las reivindicaciones y derechos que aún no son reconocidos en el país. “Seguimos teniendo muchas dificultades a nivel legal y legislativo”, dijjo.

Señala que a esto se suma el problema de los feminicidios y la violencia, que se han profundizado a raíz de la pandemia y según informes de la Procuraduría, existen cerca de 25 mil denuncias por hechos violentos en contra de mujeres.

La activista insiste en que todavía en el país persiste el control machista en contra de las mujeres y que les condiciona demasiado en varios aspectos sociales. “Tenemos problemas con los derechos sexuales y reproductivos a nivel legal. Estamos enfrentando al Congreso porque hay un intento de no reconocer las tres causales. Eso nos indica que realmente no hay un reconocimiento de los derechos de las mujeres”, argumentó.

Justamente, persiguiendo la autonomía y la equidad de la mujer en ámbitos personales, económicos y laborales, ayer organizaciones a favor los derechos de la mujer y feministas se apostaron frente al Congreso Nacional en donde instalaron un mural con fotografías en honor a las víctimas de violencia.

Igualmente, el escenario fue favorable para demandar por parte de las autoridades la aprobación del proyecto de ley orgánica integral para la prevención, atención, sanción y reparación de la violencia contra las mujeres y las niñas, seguridad para las sobrevivientes de violencia y acceso a servicios multidisciplinarios para las víctimas y sus familiares cercanos. “Exigimos la despenalización del aborto en tres causales y un nuevo marco legal, una ley de carácter integral que logre producir articulación entre todos los actores del sistema que tienen responsabilidad.

ONU dice urge poner fin a violencia contra mujer

A propósito del tema, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que la violencia en contra de las mujeres, adolescentes y niñas es una de las consecuencias más generalizadas de la desigualdad y es una violación de los derechos humanos. Además, de arrastrar consecuencias en normas, roles, estereotipos y relaciones desiguales de género que resultan en actitudes y prácticas machistas, violentas y de exclusión. Según la ONU, en la República Dominicana, el 68.8 por ciento de las mujeres de más de 15 años ha experimentado algún tipo de violencia.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir