Instituciones estatales deben $3,000 millones a DGII por retenciones

En el país, 6,000 empresas no declararon en 2019 y otras 3,800 figuran sin registro de transacciones en el mercado

Las deudas que tienen las instituciones del Estado -en República Dominicana- con la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) superan los RD$3,000 millones, informó ayer el director del organismo recaudador, Luis Valdez Veras.

“Casi todas le deben a la DGII”, dijo el funcionario, en la entrevista especial del Almuerzo Semanal de elCaribe-CDN. “Aquí se hizo una costumbre que las instituciones del Estado retienen el ITBIS y hacen retenciones de salarios y luego no lo reportan a la DGII. Utilizan el dinero para otras cosas”, indicó.

Si bien, no las mencionó con nombre y apellido en el encuentro, se tiene debidamente identificadas a cada una de esas instituciones públicas deudoras. De hecho, citó a los ayuntamientos o cabildos, de los cuales hay pocos libres de deudas, según las palabras de Valdez Veras. Se le refirió en la conversación el tema de la Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom), de la que reconoció que adeuda dinero al fisco, pero no en la cantidad que se ha difundido por diversas vías.

Se había hablado (nada oficial) de RD$61 millones por mora de pagos acumulados en la gestión de Víctor Gómez Casanova en Apordom. El director de Impuestos dijo ayer que no sabe de dónde sacaron ese dato que se ha ofrecido.

Francisco Torres, Katherine Hernández, Manuel Estrella, presidente de Multimedios del Caribe; Luis Valdez Veras, Alba Nely Familia, Nelson Rodríguez y Héctor Linares.

El diálogo con Luis Valdez Veras fue amplio, duró 45 minutos en la parte formal y alcanzó para abordar aspectos diversos de su área de competencia en el órgano responsable del 71 % de las recaudaciones del Estado. Otro 19 % de las captaciones llega por la Dirección de Aduanas (DGA) y el restante por vía de la Tesorería Nacional. Informó que hay 6,000 empresas que no declararon en el 2019, pero lo están haciendo en 2021. Adicionalmente, se han identificado 3,800 empresas que no tienen ninguna transacción o información; que no tienen nada en el mercado en estos momentos.

La entrevista fue realizada por Nelson Rodríguez, director del periódico elCaribe; Héctor Linares, subdirector del diario; Alba Nely Familia, directora de CDN, y la periodista Katherine Hernández, de la misma planta televisora.

Luego de la entrevista formal, los directivos de los medios y de la DGII almorzaron.

Cuando a Luis Valdez Veras se le pregunta sobre el avance que ha tenido República Dominicana –vía la autoridad tributaria- en temas de elusión y evasión, no se anda con rodeos en la respuesta: “Mira, yo creo que no hemos hecho lo que debimos haber hecho. Pero debo repetir que hemos asumido el Gobierno (el que preside Luis Abinader) en medio de una pandemia, y los niveles de elusión y evasión o incumplimiento en cierto modo se mantienen”, expuso.

Pero enseguida planteó que “en medio de una pandemia tú no puedes salir a hacer un censo para formalizar una serie de empresas y personas físicas”. Aseguró que sí se ha mejorado a través del cruce de las informaciones de que dispone la DGII. “Gracias a Dios el sistema financiero dominicano es muy sólido y tenemos los cruces de informaciones con todas las entidades y los mismos cruces de los propios contribuyentes. El ITBIS es una gran fuente de información, por lo cual podemos amarrar y concatenar y entrelazar las informaciones que nos dan los detalles para el cálculo del Impuesto Sobre la Renta. Hemos avanzado, aunque no como debíamos, pero esto se debe a la pandemia”, expresó.

El director de Impuestos Internos conversó con CDN y elCaribe sobre temas diversos.

¿Qué tanto se zafan las personas?

Antiguos directores de la DGII y economistas que tocan el tema, a menudo calculan que en el Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) la evasión es del 40 % y en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) 60 %. A propósito de la pandemia y de los negocios que han surgido o los que pueden haber quebrado, golpeados por la crisis sanitaria del covid-19, Luis Veras indicó que la DGII tiene inscripciones nuevas todos los días y todas las semanas, pero diferenció lo que es “darse de baja del RNC” (Registro Nacional de Contribuyentes) como persona física, respecto a lo que es una gran cantidad de empresas que tradicionalmente han ido cesando en sus operaciones, pero sin que la DGII les haya dado de baja. De esas empresas hay 70 mil, de manera histórica (no tiene que ver con la situación de la pandemia).

Con los citados negocios se pretende realizar algún programa para dar salida a ese tema, al igual que como se hizo con los recursos de reconsideración de una década que Valdez Veras encontró en la institución, al asumir el cargo, en agosto 2020.

Se está trabajando con el Poder Judicial eso, porque en muchos casos se requiere de una sentencia de un tribunal para liquidarlas. “Desde luego, dejarlo solucionado, conlleva un costo enorme para el Estado y para la institución. Solo en publicación de periódicos es mucho, porque hay que publicar esas liquidaciones, según la ley. Usted publicar 70 mil empresas, dar tiempo a que opine quien no esté de acuerdo con la liquidación (…), solo ahí hay un dineral. Pero en ese proceso estamos”, sostuvo el funcionario.

La importancia de abrir el camino

En otra parte de la conversación, aseguró que la institución busca facilitar los procesos, tanto de inscripción, como de salida del RNC. Sobre las acciones para evitar la defraudación por vía de la venta de alcohol sin autorización y la vulneración de controles fiscales de medición de despacho, aseguró que esos controles no se detendrán. “El tema de la defraudación fiscal nos corresponde, vamos a perseguirlo a como dé lugar”, advirtió.

“Mire, esto es un tema cíclico en la DGII; tenemos en el país digamos no carteles, pero sí métodos de defraudación que se dan etapa tras etapa. Y uno de ellos es el que tiene que ver con alcoholes. Aquí hay personas y empresas que tradicionalmente se han dedicado a este tema de adulteración y comercialización fuera de la ley. La DGII tiene en estos momentos un control de todo el alcohol que se despacha a las destilerías, pero a veces hay empresas que tratan de burlar estos sistemas”, apuntó.

Resaltó que se dio recientemente con una empresa, contra la que finalmente la autoridad tuvo que ejecutar una acción por el incumplimiento en que esta incurrió. Luis Valdez Veras tiene una licenciatura en Derecho y máster en Derecho Tributario y Procesal Tributario. Además, cuenta con diplomados en Economía Política, Mercado Hipotecario y Fideicomiso. Entre 1981 y 1984 fue mensajero interno de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), luego pasó a ser auxiliar del subdirector jurídico hasta el año 1986, cuando se trasladó al Departamento de Supervisión de Agencias locales, hasta el año 1989.

No quiere verse como la institución inquisidora

Luis Valdez explicó que la falsificación-adulteración de alcohol no se da por el alcohol que normalmente se utiliza para la fabricación de alcoholes, sino que viene –básicamente- por el etanol, algo que no corresponde a la DGII controlar. Dijo que no es un alcohol de las grandes compañías, porque estas tienen niveles de control, tanto en las propias empresas, como de Impuestos Internos. “Ahora tenemos la aplicación Revísame, que es una herramienta de autenticación que permite detectar en la tapa del envase si el producto es de fabricación legal o no (...) si es original o no, por vía de un cintillo que posee”, explicó Luis Valdez Veras.

Aprovechó para resaltar que la DGII no quiere que la población le vea como una institución inquisidora, sino como una entidad con la que se puede dialogar y por vía de la que el contribuyente puede tener a mano la información que requiere para cumplir con los deberes tributarios. Sin embargo, el organismo tiene presente que la percepción de riesgo hay que mantenerla.

“El Gobierno lo que necesita es recursos, para hacer frente a los gastos. Nosotros no hacemos nada con tener cerrada una empresa. Y debo aprovechar para decir que la forma como el presidente de la República está gastando nos ayuda bastante, porque el comerciante, el empresario y los demás contribuyentes, si ven que se despilfarran los recursos, indudablemente que no van a pagar, porque concluirían en que lo que van a pagar es para que se lo roben. Ustedes saben que el Presidente lleva cada cosa, numerito por numerito. Y lo hace no solo con los ingresos, sino también con los gastos. La población puede tener la seguridad de que con Luis Abinader el dinero se gasta en lo que debe gastarse. Y aquí no hay vaca sagrada para nadie”, dijo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.