¿Por qué las afganas son las más atemorizadas ante el regreso de los tallibanes?

¿Por qué las afganas son las más atemorizadas ante el regreso de los tallibanes?
¿Por qué las afganas son las más atemorizadas ante el regreso de los tallibanes?

El regreso de los talibanes al poder en Afganistán ha sumido en el temor a la población de dicho país, pero sin duda las mujeres son las más asustadas y las que se han mostrado más vulnerables ante la situación.

Esta última generación de mujeres y niñas ha crecido con derechos y libertades que años atrás eran imposibles, sobre todo en la década en que los talibanes gobernaron.  Ahora se arriesgan a perder esos logros que tanto les costó conseguir.

El día de hoy los talibanes declararon una "amnistía general" durante su primera rueda de prensa oficial tras la toma de poder en Afganistán, llamando a la reconciliación y asegurando que las mujeres podrán trabajar en el marco de la ley islámica, que regirá también el nuevo Gobierno del país.

Por supuesto, dada la historia que les precede, esta declaración no ha generado la confianza que quizás buscan los talibanes.

Pero, ¿por qué se encuentran tan asustadas y desconfiadas las mujeres?

Los talibanes se hicieron tristemente famosos por practicar una versión rigorista del Islam. Durante su mandato fueron comunes los castigos en público, de las decapitaciones a las amputaciones por un simple robo. Para las mujeres las reglas y castigos fueron aún peores.

Aquí te mencionamos algunas razones:

  • Se les prohíbe trabajar fuera de casa (sólo algunas doctoras o enfermeras tienen este privilegio)
  • Nada de tener actividades fuera del hogar, a menos de que estén con su “mahram” (familiar cercano masculino, padre, hermano o esposo)
  • Prohibido cerrar tratos comerciales con hombres
  • No pueden ser atendidas por doctores masculinos
  • Prohibido estudiar en escuelas o universidades
  • Deben utilizar burka (velo largo hasta los pies)
  • Azotes, palizas y abuso verbal si no se visten como pide la ley o si andan sin su “mahram”
  • Si una mujer es infiel, la apedrean hasta morir
  • No se pueden maquillar
  • Le cortan los dedos si se pintan las uñas
  • No pueden hablarle o estrechar la mano a un hombre que no sea su “mahram”
  • No pueden reír en voz alta
  • No pueden usar tacones (los hombres no pueden escuchar las pisadas de una mujer)
  • No pueden estar en televisión o radio
  • Cero deportes
  • No pueden utilizar colores llamativos
  • No se pueden asomar a los balcones de sus casas
  • Deben cerrar las ventanas para que ningún extraño las vea
  • Los sastres no pueden tomarle medidas o confeccionar ropa de mujer
  • Prohibido el acceso a baños públicos
  • No se les puede tomar fotos o videos a las mujeres

Todas estas reglas fueron publicadas por la RAWA, (Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán​).

Esta es una organización afgana que lucha por los derechos de las mujeres y por una sociedad laica y democrática, fundada en Kabul en 1977 por Meena Keshwar Kamal, una activista estudiantil que sería asesinada en 1987 por sus actividades políticas.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.