Los Santos Reyes “cabalgaron” a paso lento este 6 de enero

Los padres denunciaron el alto costo de los juguetes, algunos de los cuales tienen precios hasta triplicados en comparación con otros años.
Pese a que las ventas de juguetes no estuvieron a buen ritmo ayer, comerciantes confían en una presencia más activa de los clientes este fin de semana

En la celebración del Día de los Santos Reyes, la ralentización del comercio fue atribuida, por compradores y vendedores, a tres factores: al cambio del día de fiesta para el lunes, a la falta de dinero y a los altos contagios por covid-19.

Las calles casi vacías, parques sin niños; limitados puestos de venta de juguetes y escasos compradores en los barrios y avenidas, fue la realidad que se vivió en algunos lugares de Santo Domingo en el Día de los Santos Reyes, sin embargo, hay comerciantes que aseguran que en el fin de semana las ventas se activarán, ya que el día de fiesta verdaderamente es el lunes.

En un recorrido realizado por reporteros del diario elCaribe por los barrios el Ensanche Quisqueya, Los Praditos, Buenos Aires de Herrera, María Auxiliadora, Barrio Prolongación 27 y Cristo Rey, las personas consultadas dijeron no sentir la ilusión del Día de los Santos Reyes como en años anteriores.

Hay quienes recuerdan que, antes de que se realizaran cambios en este día de fiesta, en víspera, ya los padres dejaban los juguetes a sus hijos, quienes durante una semana jugaban y compartían con otros niños.

Además, manifestaron que los niños sentían la ilusión de dejar hierba, una carta, un cigarrillo y hasta un vaso de agua o refresco a los camellos y a los Reyes Magos, situación que deja al descubierto que la tradición se está perdiendo.

“No he visto mucha algarabía. Eso de mover el día feriado mató la esperanza de los Reyes. Antes, uno desde el día 6 de enero se la pasaba jugando, pero ya no se ve ni se siente. Antes los padres eran muy expresivos, y querían tener esos ‘reyes’ ahí, pero a muchos ya les da lo mismo. Ayer estaba en una tienda de juguetes, que aunque había gente, no es como antes que se hacía una larga fila”, expresó a elCaribe Natanael de la Rosa, chofer de Uber en el sector Herrera.

Por otro lado, un señor expresó que “la vida está cara y no ‘sobra’ dinero para comprarles juegos a los hijos. Quiero comprarles, pero el costo de la vida es muy alto”.

Mientras que la joven Yocairy Méndez, de Cristo Rey, manifestó: “No hay mucho movimiento en las calles por la situación económica y la circulación del covid-19; además, los juguetes están caros. A los niños siempre se les hace su regalito, pero esta vez está difícil”.

Para Juan Manuel, la cosa no está buena ni en salud ni en la economía, por lo que enero llegó fuerte. “Los muchachos quieren juguetes, pero no hay. El otro año las calles estaban llenas, y la gente estaba comprando juguetes, pero ahora no, porque hay covid y no hay dinero”, indicó.

Los Santos Reyes son un fracaso totalmente, así calificó Luis de Los Santos la festividad. “No hay dinero, lamentablemente. He venido a preguntar (a un establecimiento) a ver si compro, porque los precios no hay quien los aguante. El peor año para mí ha sido este. Compro todos los años, y hoy no puedo hacerlo”, compartió.

En cuanto a Wisleidy, quien en dos horas vendiendo juguetes en Cristo Rey, mencionó que sólo un cliente le compró, y se llevó lo más económico.

Para la mayoría de los vendedores el comercio está lento, sin embargo, Leandra estima que la venta va a estar buena, porque el feriado es el lunes y las personas están en día laborable. Entre el viernes y el sábado se podrá ver más el volumen de las ventas”, puntualizó.

Editorial “Ilusión de los Reyes Magos”

En el editorial del periódico elCaribe “Ilusión de los Reyes Magos” publicado ayer, se resalta que es una tradición que no mantiene el brillo ni la algarabía de otros tiempos. Ese brillo es incluso menor desde la Ley No. 139-97, de junio del 1997, que dispone el traslado para los lunes de los días feriados que coincidan con los martes, miércoles, jueves o viernes. “Nos interesa resaltar que con todo y que es una de las tantas costumbres que desfallecen en muchos casos al influjo de culturas foráneas, hay padres que todavía defienden encantar a sus infantes con un juguete por considerar positivo que se mantenga una esperanza que expertos de la conducta humana comparten”, subraya el editorial.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d3