Mantener la credibilidad, el reto de la lucha anticorrupción

Hay 5 casos de corrupcion que incluyen altos funcionarios del pasado gobierno y familiares del expresidente Danilo Medina.
Van 62 personas sometidas en 16 meses, pero falta veredicto de los tribunales y consistencia en tiempo

La lucha contra la corrupción y la impunidad en el país escribe un nuevo capítulo con el acenso al poder de Luis Abinader y su apuesta por un Ministerio Público independiente. El resultado 16 meses después es el sometimiento a la justicia de 62 personas en cinco casos de corrupción, cuatro del gobierno pasado y uno de la actual gestión y al menos 14 funcionarios destituidos por diversos escándalos vinculados a irregularidades.

El informe sobre la percepción de la corrupción de Transparencia Internacional publicado en enero del pasado año, no mostró avances para el país pues como en el 2019, obtuvo 28 puntos sobre 100 ocupando el lugar 137 en el ranking de 180 países participantes.

La coordinadora General de Participación Ciudadana, Leydi Blanco, sostuvo que espera que para el 2022 el país mejore algunos puntos por hechos como el sometimiento de más casos de corrupción, el papel que ha desempeñado la Cámara de Cuentas. “Nosotros vamos a subir algunos puntos, pero faltan sentencias ejemplares para una mejora sustancial en el índice de percepción de la corrupción, y no como pasó con el caso Odebrecht que se convirtió en una vergüenza nacional”, advirtió.

En otros órganos internacionales que miden los temas de corrupción en los países de la región se refleja una mejoría para el país. En junio de este año, la empresa de consultoría especializada en riesgos globales, (la Americas Society /Council of the Américas (AS/COA) y Control Risks) reportó una mejora de tres puntos para el país en el combate a la corrupción al pasar del número trece al diez en el ranking de los países evaluados.

Igualmente, en septiembre de este año, el secretario de Estado de los Estados Unidos (EE.UU.), Antony Blinken, elogió el liderazgo que tiene la República Dominicana por su lucha contra la corrupción. “Estamos muy agradecidos por el liderazgo que la República Dominicana sigue demostrando, por ejemplo, en la lucha contra la corrupción, que realmente establece un estándar para muchos países”, expresó Blinken en un encuentro con el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, en Washington, Estados Unidos.

A pesar de todas esas señales, hay advertencias de que ese proceso se ha politizado, que no se respeta el debido proceso y quejas por la mediatización de los casos. Sobre ese particular, la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, ha advertido a los fiscales que se debe evitar la sobreexposición mediática y aconseja dilucidar los casos en los tribunales para que los procesados sean evaluados en torno al derecho y los casos probables.

Sobre esa queja, la coordinadora de Participación Ciudadana ha dicho que eso no le preocupa porque no observa violación a los derechos de los acusados y advirtió que hay una campaña con el objetivo de desacreditar la lucha contra la corrupción.

A pesar del camino recorrido, la lucha anticorrupción tiene el desafío de conjugar el anhelo de no impunidad en los actos de corrupción y que los procesos no terminen desacreditados por mal manejo como ocurrió en países como Brasil y Guatemala.

El analista y politólogo Nelson Espinal al analizar el actual proceso, señaló que los retos de la lucha anticorrupción son evitar que el proceso se convierta en un circo mediático porque eso le quita credibilidad, evitar el protagonismo personal de los fiscales que encabezan los casos y tener cuidado con el populismo penal.

“La lucha contra la impunidad y la corrupción es un proceso que emerge desde la sociedad y que salió a la luz en enero del 2017. Es un reclamo nacional contra un modelo corrupto y de impunidad que vino gestándose, al menos en esta última etapa, desde 1966 con el ascenso al poder del doctor Joaquín Balaguer. El PLD y todos los gobiernos posteriores no fueron sus creadores, sino sus herederos, pero fueron incapaces de ponerle fin, el PLD gobernante por cinco períodos, con sus dos presidentes lo prohijaron y asumieron el argumento pragmático que así es como se gana y se mantiene el poder”, expresó Espinal.

El enumerar los retos señaló en primer lugar que se debe respetar de manera rigurosa el debido proceso de ley porque eso lo que le dará credibilidad institucional y evitará que derive en un circo mediático.

“Evitar el protagonismo personal de los fiscales, en su rol de líderes institucionales de las acciones judiciales. Los abogados sabemos que la esencia del derecho es la prueba y se debe dejar que ellas hablen. Así se evitan los excesos que se produjeron en Brasil, donde la justicia perdió credibilidad”, apuntó como segundo desafío.

Sobre ese punto agregó que deben asumir la conducta prudente y de comedimiento de la procuradora Germán. “Tener cuidado con el Populismo Penal que enjuicia y castiga a priori, donde hay culpables favoritos y que violenta el equilibrio Institucional, confundiendo justicia con venganza”, anotó como el tercer desafío de la lucha anticorrupción.

Consideró que se debe lograr que el esfuerzo de independencia judicial se traduzca en una reforma institucional permanente para el país a fin de evitar retrocesos.

Sobre los retos, la coordinadora de Participación Ciudadana dijo que se necesita mayor presupuesto tanto para el Ministerio Público como la Cámara de Cuentas. También que la Procuraduría Especializada de la Corrupción Administrativa (Pepca) investigue las denuncias de irregularidades que han provocado la destitución de funcionarios en varias dependencias del Estado.

“La Pepca debe investigar esos casos porque si eso no se hace entonces estaríamos en los mismo que se ha criticado, no se puede quedar solo en las investigaciones de la pasada gestión tiene que investigar la corrupción del presente gobierno”, subrayó. También apuesta por mantener la presión ciudadana.

Partidos deben cuidar a quien postulan a cargos

Espinal y Blanco envían un mensaje a la dirigencia de los partidos políticos para asuman la transparencia desde el interior de las organizaciones. “Que los partidos políticos asuman hacia adentro, el reto de transparencia y legalidad. Es necesario y urgente que el sistema de partido asuma con el ejemplo, las aspiraciones de transparencia de la sociedad dominicana, para evitar que la democracia pierda prestigio”, advirtió Espinal. De su lado Blanco instó a depurar la membresía de las organizaciones y a quienes postula a los cargos de elección popular. “De la calidad de sus miembros depende la calidad de representantes y los partidos deben hacer la tarea”, dijo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.