Número de casos de COVID-19 se desploma por baja cantidad de pruebas realizadas

Salud Pública informó que la cantidad de personas contagiadas con el virus es 5,044 y los muertos 245

La República Dominicana solo registró 80 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, que elevaron a 5,044 la cantidad total de personas contagiadas con el virus, según el reporte epidemiológico más reciente, publicado ayer.

Las razones que explican este importante descenso en el promedio reportado en las últimas semanas, que había oscilado entre los 200 y 300 casos positivos confirmados, no tienen que ver con una disminución de la incidencia de la enfermedad, sino más bien a que el pasado lunes el Laboratorio Nacional Dr. Defilló y los dos laboratorios privados autorizados a realizar este examen, solamente analizaron 291 muestras por PCR, pese a que el propio ministro de Salud Pública anunció a principios de esta semana sobre la entrada en operaciones de un nuevo aparato con capacidad para procesar 192 pruebas cada tres horas, así como la incorporación de otros nuevos laboratorios que elevarían la capacidad del país, a más de dos mil pruebas diarias, tal y como lo anunció el presidente Danilo Medina.

Aunque la cantidad de exámenes realizados se ha mantenido oscilante, se apreciaba un importante incremento a partir del 10 de abril, y según el boletín 23, ese día se realizaron 533 exámenes, cifra que se incrementó al día siguiente con 806 pruebas, mientras que, el día 12 de abril, se hicieron 800.

El 13 de abril, la cantidad de test volvió a bajar a 373, pero se triplicó al día siguiente, alcanzando las 1,293 pruebas, hasta descender a 488 el 15 de abril. Sin embargo, durante los cuatro días siguientes las cifras de pruebas fueron de 1,053, 1,091, 1,210 y 1,099, respectivamente, hasta desplomarse a 291 el 19 de abril.

Al analizar los datos, se aprecia que a mayor cantidad de pruebas realizadas, más elevada es la cantidad de casos positivos reportados. Ejemplo de ello, fue el día 16 de abril, cuando se realizaron 1,053 pruebas que arrojaron 371 casos positivos.

Aunque no explicó los motivos de la baja productividad de los laboratorios el pasado lunes, el doctor Rafael Sánchez Cárdenas aseguró que sin importar la cantidad de muestras procesadas, la tasa de positividad se ha mantenido oscilando entre un 25 y un 31 por ciento.

“Pudiera ser que la baja del número de pruebas dé una cantidad menor porque a mayor (cantidad) de pruebas, mayor es el número probable de confirmados, pero, advierto una cosa, muchas o pocas, porque hemos llegado a hacer casi mil pruebas en un día, la tasa de positividad ha oscilado entre 25 y 31 por ciento. De manera que la positividad, independientemente de las muestras que usted tome, nos va dando una orientación de por dónde anda la cosa”, dijo el funcionario durante la videoconferencia de prensa en donde dio a conocer el boletín número 33.

Destacó que solo el tiempo puede determinar si los niveles de contaminación han sido contenidos en el país, o si se ha debido a las oscilaciones en la cantidad de pruebas realizadas.

“Estamos muy esperanzados en que con las acciones y la planificación que se ha hecho tengamos mejores resultados en las próximas semanas”, dijo.

En el documento dado a conocer ayer, el número de pacientes hospitalizados se elevó a 964, de los cuales 122 se encuentran en las unidades de cuidados intensivos, principalmente en centros de salud de Santiago y el Gran Santo Domingo, mientras que, los pacientes recuperados ya son 463.

Asimismo, se aprecian diez nuevos fallecimientos a causa de la enfermedad, cinco de los cuales ocurrieron en Santiago, dos en Hermanas Mirabal, uno en la provincia Santo Domingo, uno en Santiago Rodríguez y uno en Espaillat.

Por tercer día consecutivo, en la provincia Duarte, que registra la mayor letalidad del país, con 68 de las 245 defunciones acumuladas, no se han reportado muertes por COVID-19.

No obstante, el funcionario explicó que la Dirección Provincial de Salud de esa demarcación está realizando investigaciones sobre las defunciones de al menos 13 personas del municipio de Pimentel por neumonía, posiblemente asociada a coronavirus a quienes no se les realizaron las pruebas para su confirmación.

Sostuvo que el 82 por ciento de las muertes están bien notificados en los boletines y que también se recogen aquellas defunciones que tengan un nexo epidemiológico bien establecido con la enfermedad.

Llegada de viajeros es una amenaza

El ministro de Salud dijo que muchas de las infecciones reportadas, tanto allí como en la provincia Hermanas Mirabal, están relacionadas no solo con el mal manejo sino también por la llegada de viajeros procedentes de New York y New Jersey, dos de los estados con mayor nivel de infestación del virus de los Estados Unidos, y que están transmitiendo la enfermedad a los lugareños.

“Hay que tener mucho cuidado”, advirtió el funcionario, quien subrayó que la llegada de viajeros puede constituirse en una amenaza para el país.

Pese a que los vuelos comerciales fueron prohibidos, el país mantiene operaciones de vuelos ferry, organizados por el Consulado de la República Dominicana en Nueva York, que han permitido la llegada de más de mil personas.

“No tengo una bola de cristal”

“Yo no tengo una bola de cristal”, dijo el funcionario, quien se ha mostrado cuidadoso en hacer pronósticos y vaticinios sobre el comportamiento de la pandemia en los meses por venir, tras destacar que comparte la posición del Colegio Médico Dominicano, en el sentido de que la aglomeración de personas es contraria a las indicaciones que el Gobierno y el Ministerio de Salud han venido realizando para el mantenimiento del denominado distanciamiento social.

En ese sentido, recalcó que la población es muy dada a reclamar derechos pero cuando se trata de cumplimiento de deberes “se hacen los locos”, por lo que apeló a la corresponsabilidad ciudadana, para evitar las salidas innecesarias y usar mascarillas a fin de contener la propagación de la enfermedad.

“Ahora en esta fase (de mitigación), es cuando más necesitamos la colaboración de los ciudadanos para reducir los niveles de contaminación del virus en nuestras sociedades”, subrayó.

Reiteró que el distanciamiento social es el arma principal para combatir la enfermedad, aunque reconoció que tras un mes de confinamiento muchas personas necesitan salir en búsqueda de bienes y servicios que le son imprescindibles para continuar, especialmente para aquellas personas que no tienen ingresos fijos, y viven del día a día.

“Aquí entran elementos de tipo sociales y económicos que no hay gobiernos capaces de contener de manera absoluta a gente que vive del día a día y que necesita salir. ¿Cómo se va a contener esto? Yo soy de los que creen que no puede ser por la fuerza absoluta y militar, sino que tiene que haber una movilización de la conciencia ciudadana, aun en esos sectores que han demostrado en muchas ocasiones una gran capacidad de resistencia para sumarse a causas como las que vivimos”.

Clase media es la más afectada

Aunque dejó claro que el coronavirus no distingue clase social, el ministro de Salud aseguró ayer que el comportamiento de la pandemia revela que la mayor cantidad de personas infectadas a la fecha son de clase media.

Rafael Sánchez Cárdenas dijo que desde el registro del caso cero, el pasado 1 de marzo hasta llegar a la etapa de conglomerados, el 90 por ciento de los contagios correspondían a personas de clase alta que participaron en determinadas actividades sociales.
Sostuvo que tras alcanzar la etapa de transmisión comunitaria, el virus ha logrado penetrar en todos los estratos sociales, especialmente en determinadas provincias que muestran una alta incidencia, lo que según el funcionario es tema de preocupación para las autoridades.

Estudian fallecidos

Reveló que el Instituto Nacional de Patología Forense, como una dependencia de Salud Pública ha realizado dos autopsias a fallecidos por coronavirus con fines de análisis científicos.

“Se hacen autopsias para ver en cuerpos si hay variaciones, nuevos descubrimientos que permitan arrojar más información a la comunidad científica sobre el comportamiento acerca del virus. No estamos haciendo tantas como en otros países con mejor infraestructura”.

Infecciones respiratorias

Dijo que la demanda de atención por casos febriles, asociadas a otras enfermedades respiratorias agudas, en los centros de salud es relativamente baja y aseguró que se mantiene una permanente vigilancia de los virus circulantes mediante el sistema de vigilancia centinela que contempla la realización de pruebas en distintos puntos del país y son analizadas en el Laboratorio Nacional Dr. Defilló para luego ser compartidos con el Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos, con sede en Atlanta (CDC, por sus siglas en ingles) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que actúan como asesores del Ministerio de Salud.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.