PN enfrenta una crisis de imagen con los últimos hechos

La Policía se apresta a implulsar una reforma que contribuya a levantar la imagen y a preparar a miembros de esa institución.
Asesinato de esposos en Villa Altagracia, la fuga de presos en Haina y las denuncias de excesos empañan imagen

La Policía Nacional, responsable de la seguridad y protección ciudadana, atraviesa actualmente una crisis de imagen institucional, debido a que arrastra una serie de acontecimientos que cuestionan su proceder y funcionamiento.

El asesinato de la pareja de esposos en Villa Altagracia el pasado Martes Santo fue el acontecimiento que llegó a nublar aún más el accionar policial del país. Esto debido a que los agentes acribillaron dentro del vehículo en el que se trasladaban Eliza Muñoz y Joel Díaz en una confusión y sin dejar que estos se identificaran.

Este hecho, que ocurrió una semana después de que el Gobierno presentara su plan de seguridad ciudadana que tenía dentro de sus metas cambiar la cultura policial, ha desatado una ola de indignación en la ciudadanía, incluyendo al presidente de la República, que manifestó su desagrado por el exceso de los agentes.

Se escapan presos en Haina

Cuando el país conocía y se enteraba, el pasado miércoles 7 de abril, que el Poder Ejecutivo había dispuesto un Grupo de Trabajo para la transformación y profesionalización de la Policía Nacional, en el destacamento del municipio Haina, de la provincia San Cristóbal, reclusos preventivos planificaban su fuga y esa misma noche, alrededor de las 10:00, veintitrés presos se escaparon de esa dotación policial sin que los que los vigilaban avistaran la acción.

Fruto de esto, el jueves en la tarde, barrios de ese municipio vivieron horas de incertidumbre y miedo, ya que el cuerpo del orden desplegó un gran contingente policial para la búsqueda y captura de los escapados. Los disparos, la persecución y los allanamientos se adueñaron de las calles, pero tras el trabajo ejecutado por la Policía, se logró reapresar a seis reclusos.

De acuerdo al coronel Cuevas Rubio, del destacamento de Haina, los presos de la celda lograron quitar un barrote grueso por la parte alta, llegando casi al techo e hicieron ellos una escalera humana para lanzarse desde ahí. Luego, del lado atrás del destacamento, rompieron una pequeña pared del patio de una casa tradicional, que no pertenecía a la Policía.

“Anoche (el pasado miércoles), alrededor de las diez de la noche, el oficial del día se enteró cuando iban a hacer el cambio de turno nocturno, que los presos hicieron algunos sonidos que se estaban fugando y cuando llegaron al lugar, ciertamente, se habían fugado veintitrés detenidos. De ellos fueron apresados esa misma noche cuatro y se está ubicando a los demás, estamos ubicando donde viven para reapresarlos”, contó el coronel Cuevas Rubio.

Continúan denuncias en redes

Antes de los últimos acontecimientos, la Policía Nacional cargaba con las denuncias de excesos y abusos policiales, mientras los agentes estaban en labor durante y después del toque de queda que ha sido dispuesto por el Poder Ejecutivo para contener los casos de la covid-19 en el país.

Por ello, el ministro de Interior y Policía y el propio director de la uniformada, Jesús Vásquez y Edward Sánchez, respectivamente, han insistido en la necesidad de capacitar y recordar a los miembros de esa institución cuándo y cómo se debe implementar el uso de la fuerza. No obstante a esto, a los medios de comunicación siguen llegando videos de ciudadanos que denuncian “abusos”.

¿Qué dice el reglamento sobre uso de la fuerza policial?

El artículo 7 del Reglamento sobre el Uso de la Fuerza en la Policía Nacional, señala que será justificado y legítimo el uso de la fuerza por los miembros de la Policía Nacional cuando en cumplimiento de su rol institucional concurran en las circunstancias siguientes: a) Cuando las técnicas y tácticas policiales se empleen para neutralizar o disminuir al máximo los posibles riesgos que debe enfrentar el miembro policial o favorezcan la protección de la vida e integridad física de terceras personas; b) Cuando en su contra o de terceras personas se ejerza violencia por la vía de los hechos o amenazas por persona armada y represente riesgo para su integridad física; c) Cuando otros medios como la presencia y el diálogo, no hagan deponer al agresor de su actitud beligerante; d) Cuando las posibilidades de daño físico sean inminentes o estas superen los límites del riesgo que no den lugar a otras alternativas; e) Cuando se ponga resistencia al cumplimiento a una orden judicial o realización de un arresto ante un hecho flagrante y el sospechoso ofrezca resistencia ostensible; f) Cuando se tenga que defender instalaciones bajo su responsabilidad o personas que estén bajo custodia; g) Cuando tengan que disolver manifestaciones públicas no pacíficas y que en las mismas participen elementos con armas de fuego o que esgriman objetos de forma tal que puedan ser utilizados para agredir; h) Cuando las situaciones de inferioridad numérica obliguen al uso de la fuerza y la respuesta al apoyo solicitado no resultare oportuna

Grupo de Trabajo para transformar la Policía

El presidente Luis Abinader creó y juramentó al Grupo de Trabajo para la transformación y profesionalización de la Policía Nacional, el cual fue creado mediante el decreto 211-21 con el objetivo de elaborar y recomendar políticas públicas enfocadas en la reforma legal, institucional, operativa y funcional del cuerpo del orden.

El grupo de trabajo lo conforma Servio Tulio Castaños, quien lo preside; Radhamés García; Juan Ramírez; Bautista López García; Rosalía Sosa; Pedro Brache; Celso Juan Marranzini; Ricardo Nieves; José Luis Mendoza; Osvaldo Santana; monseñor Francisco Ozoria y Fidel Lorenzo.

Además, Mu-Kien Sang Ben, Héctor Guerrero Heredia, Carlos Manuel Estrella, Jorge Antonio López Hilario, Fausto Mejía, Francisco José Torres, Carolina Santana y Manuel María Mercedes.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.