RD entre  los países más vulnerables ante choques climáticos

Compartir
Puentes y carreteras fueron las obras más afectadas por las lluvias.

Santo Domingo.- Un informe dado a conocer por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con datos disponibles hasta el 2019, indica que la República Dominicana mantiene su categoría de desarrollo humano alto.

Sin embargo, al ajustar el índice de acuerdo con las presiones planetarias (PDHI), el país pierde 3.8%, siendo el valor resultante del PHDI 2019 de 0.727, una diferencia respecto al 0.756 del IDH 2019.

Esta medida toma en cuenta que la producción de emisiones de dióxido de carbono per cápita para República Dominicana es de 2.3 toneladas y la huella material per cápita es de 6.6 toneladas, ambas por debajo del promedio de los países de desarrollo humano alto (5.1 y 15.2, respectivamente) y del promedio de la región (2.8 y 12.4, respectivamente).

Empero, la República Dominicana sigue siendo uno de los países más vulnerables ante choques climáticos (30.2% de los hogares enfrentan alta vulnerabilidad frente a los choques climáticos), demostrando la urgencia de la acción global para mitigar los efectos de la actividad humana sobre los recursos naturales, sin frenar el crecimiento socioeconómico.

Según el informe, a nivel general, se observa que la República Dominicana aumentó ligeramente todos los indicadores del Índice de Desarrollo Humano, pasando del puesto 89 en el 2018 al 88 en el 2019, mejorando una posición y mantiene su tendencia positiva en el periodo 1990 al 2019.

La esperanza de vida al nacer es de 74.1 (pasando de 73.9 en el 2018), los años de escolaridad esperados son 14.2 (pasando de 14.1 en el 2018), los años promedio de escolaridad son 8.1 (pasando de 7.9 en el 2018) y el ingreso per cápita de $17,591 dólares (pasando de $15,074 en el 2018).

Por otro lado, la desigualdad continúa siendo un reto, con el país reportando una pérdida del 21.3% debido al ajuste del Índice de Desarrollo Humano por desigualdad. Asimismo, la COVID-19 plantea nuevos retos, y supone un aumento de la presión sobre los recursos naturales, así como una explotación insostenible de los mismos. La huella ecológica sobre los ecosistemas, derivada de los patrones de producción y consumo insostenibles refleja que estamos ‘viviendo a crédito’, presionando la capacidad que tiene el planeta de proveer capital natural.

La Encuesta SEIA-Red Actúa, realizada a hogares dominicanos en condición de vulnerabilidad, encontró que, para septiembre, un 10.0% de los hogares encuestados indicó que durante la cuarentena el hogar ha realizado un mayor uso de los recursos provenientes de ríos y bosques. De estos, 39.0% indica que el mayor uso de recursos se relaciona con recolección de leña para para cocinar, 22.2% con pesca o caza para el consumo en el hogar y 20.6% con recolección de plantas/ frutas para la venta.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir