RD, preocupada por la gobernabilidad de Haití

El canciller dominicano, Roberto Álvarez leyó un comunicado fijando la posición.

El Gobierno dominicano manifestó ayer su “profunda” preocupación por la evolución de los acontecimientos de inestabilidad política y social en el vecino país de Haití que ha aumentado la violencia y la inseguridad, además de agravar la crisis alimentaria en esa nación.

En un comunicado leído en el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana por el canciller dominicano, Roberto Álvarez, se hizo un llamado a todos los sectores democráticos de Haití y de la comunidad internacional a que en cuanto sea posible se cree un ambiente favorable para el inicio de un diálogo, tras señalar que para este país es del más alto interés que la vecina nación pueda superar el clima de crispación política y así lograr un gobierno más estable.

“Para República Dominicana es del más alto interés que Haití pueda superar el clima de crispación política y lograr un gobierno cada vez más estable. El Gobierno dominicano reitera su compromiso de promover una política de buena vecindad y cooperación mutua, bajo el entendido de que la paz y la estabilidad de ambos lados de la frontera dependen de la democracia, así como de un sólido desarrollo humano y de la firme protección de los derechos fundamentales en todo el territorio de La Hispaniola”, leyó.

Álvarez dijo, en nombre del Gobierno, ver con inquietud las dificultades para cumplir con el calendario electoral propuesto por el gobierno de Haití, cuya situación, a su juicio, deriva de dos elementos fundamentales. El primero, dijo, es la falta de diálogo entre los principales actores llamados a participar en los diversos procesos electorales y segundo, continuó, es la gran lentitud con que se lleva a cabo el registro y carnetización de votantes. A la fecha, todos los estimados apuntan a que no se logrará la meta de completar el registro de votantes para el proceso electoral”, puntualizó.

El ministro de Relaciones Exteriores consideró que para asegurar un cambio de gobierno democrático, que garantice la estabilidad política en Haití, es imprescindible asegurar un proceso electoral de amplia participación ciudadana y reconocimiento por parte de los partidos políticos, avalado por una observación electoral internacional.

“Una reforma constitucional, de amplia aceptación por la mayoría de las fuerzas políticas y sociales de Haití, sería el punto de partida para el desarrollo de una arquitectura institucional más apropiada para Haití, la que promueva una mejor gobernanza”, señaló.

“Sin embargo, nada de lo anterior será posible si no surge de un diálogo político amplio, inclusivo y de buena fe, que reúna a las distintas fuerzas nacionales haitianas, en busca de acuerdo de gobernabilidad para la modificación constitucional y la celebración de elecciones”, agregó.

Roberto Álvarez comunicó que el Gobierno dominicano reitera su compromiso de apoyar el proceso de inclusión en el registro civil de ese país de todos los ciudadanos haitianos que se encuentran en territorio dominicano y manifestó “su firme apego al principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.