Religiosos con posiciones encontradas sobre el aborto

Compartir

Santo Domingo.-Las declaraciones del presidente de la República, Luis Abinader, donde fija una posición a favor  de que existan causales que permitan la interrupción del embarazo, han generado en distintos sectores de la población reacciones positivas y negativas, siendo el religioso el más conmovido con los comentarios.

Ayer sobre el tema se pronunció el pastor evangélico,  Ezequiel Molina hijo, quien aseguró que detrás de la práctica del aborto “hay un gran negocio”, que quizás el mandatario desconoce.

“Yo creo que el Presidente necesita ser orientado sobre el tema porque él se define próvida y muy católico entonces, o se es una cosa o se actúa en consecuencia o se es lo otro. Creo que hay una situación de carácter político, quizás hay compromisos que nosotros desconocemos, quizás hay situaciones que la gente desconoce y eso lo lleva a esa contradicción”, expresó Molina hijo.

En ese mismo orden, el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue) manifestó que es deber primordial del Estado es velar por la vida, y en caso de despenalizar el aborto la República Dominicana estaría legitimando la muerte de un ser humano concebido para que prevalezca el derecho a la salud reproductiva de la madre y a la libre determinación de la fecundidad de la mujer.

Feliciano Lacen, presidente de la entidad, entiende el derecho a la vida es la base para la materialización de todos los demás derechos y está ligado al concepto de dignidad humana, por lo que la violación a este derecho es irreversible pues supone la extinción del individuo.

Reiteró que los legisladores deben  mantener el proyecto de ley que penaliza el aborto en sus tres causales, sin modificaciones.

Posiciones enfrentadas

No obstante, contrario a lo expresado por los pastores Ezequiel Molina hijo y Feliciano Lacen, la Alianza Cristiana Dominicana (ACD) respaldó  la posición del Presidente  Abinader  calificándola como correcta.

“El aborto en tres causales no es un pecado y la Biblia no aborda este tema, por lo que no hay ninguna forma objetiva bíblica o teológicamente de probar que interrumpir el embarazo en estas tres causales sea condenado por Dios, y tampoco debería penalizarse legalmente”, expresó mediante un comunicado.

Aclaró que la posición de las cúpulas de la Iglesia Católica y Evangélicas no representa la opinión de la mayoría de la feligresía ni de las congregaciones, y recordaron que, aunque hay políticos que no apoyan las tres causales por las amenazas de las élites de las iglesias, en las elecciones pasadas salieron victoriosas las candidaturas que públicamente apoyaron el derecho de las mujeres a decidir.

El ACD está compuesto por católicos, bautistas, episcopales, evangélicas, metodistas y pentecostales.

De acuerdo con la ministra de la Mujer, Mayra Jiménez, existen suficientes evidencias que indican que la penalización absoluta del aborto, no contribuye a disminuir su ocurrencia, razón por la cual las tasas más altas de aborto son justamente en los países con leyes más restrictivas.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir