Un casino, restaurantes y comercios de lujo: el ostentoso estadio del Real Madrid con el que pretende ganar millones

Hace unos días las obras que se están desarrollando en el Santiago Benabéu acapararon la atención del mundo por la presencia de pingüinos en las instalaciones. Las llamativas imágenes se convirtieron en un fenómeno viral de las redes sociales y muchos usuarios apelaron al humor por la frialdad que tendrá la nueva casa del Real Madrid.

 

Sin embargo, la entidad de la capital ibérica continuó con su proyecto que se presenta como ostentoso y novedoso en el planeta futbolístico. Es que el nuevo hogar del Merengue albergará un casino dentro de su propio estadio, con la intención de generar ingresos por 120 millones de euros. También se construirá un restaurante de lujo, un nuevo museo, un espacio para eventos privados, un paseo panorámico y varios locales para comercios.

 

Según señaló Insider Sport, el plan integral se basa en generar estímulos que permitan ingresos millonarios para recuperar un porcentaje elevado de la inversión inicial estimada en los 575 millones de la moneda europea.

Fotografias: Fuente Externa

La obra concluirá en octubre de 2022 y hará lucir al estadio con las innovaciones del césped retráctil y la remoción del techo, que dará lugar a uno nuevo que protegerá todos los asientos con una estructura fija, mientras que el retráctil se extenderá por el terreno de juego.

 

Además se modificará su fachada, que será de color plateado metalizado. El costo de todas las refacciones (con los intereses incluidos) asciende a 869 millones de dólares (poco más de 741 millones de euros), a abonarse en cuotas hasta julio de 2049.

 

Otro de los puntos salientes se fija en la tribuna rebatible, que se podrá quitar para la organización y realización de diferentes espectáculos musicales o de entretenimiento, lo que permitirá un acceso definido a la zona del campo de juego.

 

Justamente, sobre el césped se estableció un circuito especial con dos rampas. Se puso una protección para que los camiones puedan transitar y trasladar los diferentes elementos para la construcción en el lugar. A mediados del año pasado se retiró por completo el campo de juego, lo mismo que la tribuna baja del lateral oeste que da al Paseo de la Castellana, en la que se quitaron todos los asientos. Una vez que se estableció dicha modificación, se cavó una cueva de más de 30 metros de profundidad para alojar el flamante piso retráctil.

 

La confirmación del último avance vuelve a llegar en la cubierta, tras la demolición del centro comercial y del estacionamiento subterráneo. En septiembre del 2020 ya se finalizó el desmontaje en los fondos norte y sur y en el lateral del paseo de la Castellana. A través de diversos videos difundidos en las redes, la entidad madridista continuamente muestra el avance de los arreglos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.