Un estilo vintage en los espacios

Una de las recomendaciones que brindan los diseñadores de interiores es buscar modelos de accesorios cuyo diseño se inspire en épocas pasadas.

Este tipo de ornamentación recrea épocas pasadas.Seleccionando los accesorios, el mobiliario y las tonalidades correctas se puede lograr este estilo

¿Quién iba a pensar que la decoración vintage y retro iban a ganar tanto terreno? Éstas tendencias decorativas recrean las épocas pasadas con mucho colorido o con tonalidades neutras, estampados, mobiliarios con aspecto desgastado y un aire romántico.

La clave es mezclar accesorios e introducir algunos elementos contemporáneos, pero nunca abusar de ellos. La combinación de elementos vintage con otros actuales es ideal, siempre que éstos combinen bien.

Para la revistadeinteriores.es hay cinco claves que hay que considerar para lograr un espacio vintage:

1. Piezas con pasado industrial. Los muebles y objetos que formaron parte de antiguas fábricas, colegios, oficinas de correos u otros oficios, se han convertido en auténticas piezas de coleccionista. Muebles archivadores de madera, vitrinas, lámparas industriales o pesadas mesas de hierro, son algunas de las piezas más buscadas por los adeptos al estilo vintage.
2. Muebles decapados con colores vibrantes. Si consigues un antiguo mueble de madera tipo aparador, alacena o armario con mucha vida, restáuralo y dale una mano de pintura con un tono vibrante. El secreto está en hacerlo con efecto decapado, es imprescindible que siga demostrando su edad.
Este tipo de muebles son perfectos para rincones apagados y sin vida. Son tan versátiles que podrás incorporarlos a cualquier espacio de la casa o cambiarles el color en función de tus necesidades.
3. Siempre capitoné. Los amantes del vintage han encontrado en el capitoné su mejor aliado. Los sillones, sillas o butacas tapizados con esta técnica y que decoraron las casas de mediados del siglo pasado, son perfectos para iniciarse en este tipo de ornamentación.
El mítico sofá Chesterfield es uno de los más solicitados, en especial el de cuero envejecido. Si te topas con uno no lo dejes escapar.
4. Diseño escandinavo de los 50. Los muebles, lámparas y objetos diseñados durante la década de los 50 en los países escandinavos son las piezas vintage por excelencia. Muchos de ellos se han convertido con el tiempo en piezas icónicas del diseño. Todas las casas de estilo vintage tienen al menos un mueble u objeto decorativo de la época dorada del diseño.
Los favoritos son los aparadores nórdicos de madera, las butacas danesas y las porcelanas blancas.
5. Lámparas con un toque de oro. Las luminarias que mejor funcionan en cualquier espacio contienen siempre un toque dorado. Desde pequeños apliques de pared a impresionantes arañas de cristal. La elección de una buena lámpara es fundamental para terminar de completar el look vintage de nuestra casa. Cuanto más especial sea la pieza más personalidad aportará al espacio.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.