“La música siempre ha sido parte de mi vida”

Jochy Sánchez desea que se rescate la escuela de música típica Ñico Lora.
La dilatada carrera de Jochy Sánchez ha hecho significativos aportes a la música dominicana, con fusiones que han enriquecido el merengue y el jazz

Haber nacido en el seno de una familia de músicos predeterminó el ejercicio profesional de Jochy Sánchez, quien apenas faltándole dos materias para graduarse de economista decidió abrazar su pasión y dedicarse de lleno a la música, en la que lleva más de 45 años haciendo importantes aportes a su desarrollo. José de Jesús Sánchez Peralta, nombre de pila del prolífico pianista y productor musical de connotadas figuras nacionales e internacionales considera la música como parte fundamental de su vida.

1. Músico de nacimiento
Creo que nací músico, en mi casa siempre hubo un ambiente muy intenso de música en vivo, porque había pianos, la música siempre ha estado presente dentro de mi familia, mi abuelo era profesor de música, mis tías fueron las primeras mujeres en ingresar a la Orquesta Sinfónica Nacional, mi padre músico, tío músico, o sea que yo nací músico, y aunque mis 5 hermanos fueron a Bellas Artes, solamente yo me interesé por la música. Mi primer instrumento fue el violín, me lo impusieron a los 3 años, yo no quería pero me dejé llevar, a esa edad tenía pocas opciones de decisión. Mi primera presentación fue en Bellas Artes, fue la primera vez que recuerdo que mis padres hayan estado presentes”.

2. Influencia
Otro evento determinante en mi desarrollo como músico fue ver a un señor tocando Bossa Nova. Todas las tardes iba un señor a buscarme a Bellas Artes y me llevaba a casa, y ese día decidí irme caminando, tenía unos 9 años, recuerdo que tomé la calle Sully Bonnelly, y veo a un señor tocando la música que mis papás escuchaban, pero era la primera vez que la escuchaba idéntico a los discos. Me quedé embelesado viéndolo, él notó ese interés, me dice entra, ¿de quién tú eres hijo? Eso hizo que me inclinara hacia la música popular, me enamoré de eso a nivel que hace un año lancé una producción que titulé “Merengue do Brasil” uno de los proyectos en que canta Johnny Ventura en portugués, este proyecto tiene canciones clásicas de la Bossa Nova versión merengue”.

3. Reminiscencia cubana
No olvido un ensayo al que asistimos en 1979 en la Habana, Cuba, en el teatro Karl Marx de la orquesta Irakere, yo tenía 20 años, y ya estaba incursionando en el jazz y me interesaba fusionar la música dominicana con el jazz, y uno de los modelos a seguir era Chucho Valdés y su orquesta Irakere, asistimos Víctor Víctor y Sonia Silvestre a ese ensayo, y fue una experiencia increíble ver músicos de esa calidad tan admirados por mí. Otro momento inolvidable sucedió también en la Habana, en ese mismo año se le hizo un homenaje al poeta Carlos Cuevas, Sonia y Vitico estaban en ese festival, yo era su director musical en ese momento, y ver a más de un millón de personas rindiéndole homenaje fue impresionante”.

4. Primera grabación
Momento inolvidable fue mi primera grabación en estudio profesional con orquesta, me tocó un arreglo en vivo de una banda de música con muchos instrumentos, me estaba muriendo de la ansiedad pero no de miedo, recuerdo que el maestro Bienvenido Bustamante que ve a este jovencito en un estudio de grabación inmenso, en la Fabiola cuando estaba en Herrera, me dijo: cálmate, la mayoría de esos están por debajo de ti, me dio confianza, eso fue un momento muy importante. La canción era “Amor de madre” del compositor dominicano Ramón Emilio Peralta. Fue inolvidable escuchar con la orquesta un arreglo que solo estaba en mi mente”.

5. Música experimental
Yo empiezo a investigar sobre el merengue con 19 o 20 años, y desde ese momento veo este mundo tan bello, tan exótico para nosotros los músicos formales, donde veíamos músicos haciendo música sin haberla estudiado, eso es un talento increíble, los verdaderos merengueros son esos, soñaba con hacer arreglos para un joven de ese género, y no es hasta el 2005 que conozco a Krency García, El Prodigio. Hicimos el disco “Pambiche meet jazz”, invitamos al maestro Chucho Valdés, con quien tengo una bella amistad. Con El Prodigio pude implementar arreglos de comienzo de los 80 que eran para mí una música experimental cuando me desarrollé en la orquesta Caballeros Montecarlo, donde entré siendo muchachito. Pensé que le iba a enseñar cosas, pero fue al revés, para sorpresa mía y es lo que hace memorable la historia, él me dijo que era el disco típico más típico que había hecho”.

6. Triple duelo
Inolvidable para mí ha sido la ida de varios seres queridos en menos de un año: mi hermano Juanchi y Víctor Víctor a consecuencia de la pandemia; y Johnny Ventura, que ese día venía a reunirse conmigo a trabajar. Los últimos 2 años y 3 meses hablábamos todos los días antes de desayunar, yo soy metódico por mí condición de salud, y él se levanta temprano, yo creo que de los pocos músicos que se levantan temprano y siempre están leyendo, formándose -todavía habla en presente de Johnny-. Él estaba haciendo su libro, creo que fui el consultor número uno, siempre hablábamos de ese libro y sobre el espectáculo La Gallera, la puesta en valor de la música típica, del que hicimos más de 15 conciertos. Se me desapareció como por dos semanas, y la noche antes de ese suceso le envío el video de “Soy Yaque”, y me dijo: me pusiste a llorar; le recuerdo varios proyectos que estábamos trabajando y me envió un mensaje de voz: estoy mañana en el estudio. Desde que se levantó me llamó, me dijo que se sentía como un buey, me llamaba diciendo voy por tal sitio, y no llegó”.

7. Merengue do Brasil
Me fracturé la mano derecha en el 2008 cuando comencé a hacer “Merengue do Brasil”, en ese momento engaveté varios proyectos, y no es hasta el 2012 que retomo el tema por una llamada que me hizo Juan Luis Guerra, porque Manuel Ulises Bonnelly, tío de Nora, le puso los dos demos que saqué antes de fracturarme la muñeca, y me llamó para decirme que casi en todo lo que estaba sonando de merengue la calidad estaba decreciendo mucho, que tenía que terminar esa producción, y eso me dio ánimo, y por Johnny Ventura es por quien saco la producción hace un par de años. Además participaron Milly Quezada, Bilma Olivence, Maridalia Hernández, Víctor Víctor y Víctor Tolentino”.

8. Neo Dance
Otro momento bonito fue la producción del tango-merengue “Neo dance” de Néstor Torres y Johnny Ventura. Esta producción es lo más singular que he hecho porque me acuerdo que Néstor Torres hizo un concierto en Santiago en el 2012, viene al estudio a saludarme un domingo, me encuentra reabriendo “Merengue do Brasil”, y cuando escuchó lo que estaba haciendo, empieza a hablar de este proyecto que era para una pareja de baile muy famosa norteamericana, y que ese tema se estaba haciendo versiones en varios países, como México y Colombia, ligados al tango. La versión dominicana la había hecho con alguien, le pide a la manager que le pase el CD y lo rompe, y me pide que haga esa fusión, hasta el momento es un tema para un jazzista ganador de Grammy, no me han hablado de cantante, termino el tema a las pocas semanas y se grabó con varios músicos argentinos la parte de tango. Néstor se desapareció, y un sábado me llama preguntando si puedo recibir a Johnny al día siguiente, que le va a poner voz al tema que le hice, le pregunto ¿eso lleva voz? toda la música ya estaba hecha, pero le vende la idea, Johnny le dice que si era una fusión de tango y merengue, la historia sería una disputa entre ambos ritmos por la milonga. Llega Johnny y me dice que no tenía nada hecho, y le dije ponte a escribir en lo que mojo las matas. Cuando entro me dice: ya tengo la idea, lo grabamos y fue extraordinariamente bello”.

9. Abandona estudios
Estudié Economía, porque a los papás había que llevarle un título, empecé Ingeniería Química en PUCMM en el 76, e hice 4 o 5 semestres, siempre me gustaron las motocicletas, tuve un accidente y duré como 7 meses en cama, eso hizo que la dejara y me cambiara a UTESA a estudiar Economía, no me gradué, hice la pasantía en La Tabacalera faltándome dos materias, llegó un memorándum nombrándome como empleado fijo, cuando este memorandum me llegó fui donde mi papá y le dije desde hoy lo mío son las blancas y las negras, me dijo no hay problema. No me arrepiento de no haberme graduado, sí de perder tanto tiempo para entrar de lleno a la música”.

10. Vida familiar
Recuerdo el día de mi boda con Eloine, las mujeres tienen una magia, el hombre sin una mujer está frito. Tenemos una vida familiar chulísima. Cada hijo es único, tengo una hembra, Melody, dos varones Adrián y Sebastián, Sebastián es el más joven y me acaba de dar el primer nieto, ese es un momento muy lindo, yo no sabía que era así, será porque uno no vive el día a día con ellos, porque con los hijos es un trabajo increíble, con los nietos son momentos de calidad, estoy feliz. Cada uno de mis hijos tiene una personalidad diferente, soy confidente de los tres, más de los varones, aunque la hembra se parece bastante a mí”.

Gobiernos dan poco apoyo a la cultura

Jochy Sánchez fue director provincial de Cultura, cargo que aceptó tras una invitación del entonces ministro José Antonio Rodríguez, y viendo el poco apoyo que dan los gobiernos a ese sector.

“Estuve cuatro años y confieso que 3 años y 6 meses estuve sin presupuestos, sin asignación, pero como conocía el ministro viabilizaba los proyectos a través de él, y financieramente se manejaban por Santo Domingo, pero los proyectos se hacían por lo menos. Lo que hice fue unirme al sector privado para mancomunadamente, hacer proyectos que generen recursos para la mayoría de los dominicanos. Acepté ese puesto porque desde el 1980 Víctor Víctor, Leonel Cantizano y un servidor intentamos hacer lo que hizo Brasil en la década de los 50, que músicos prominentes se formaron en los Estados Unidos, volvieron con ese conocimiento y lo aplicaron a la música vernácula, al folclor, respetando la parte rítmica íntegramente, enriqueciendo las melodías y las letras, nosotros soñábamos con una escuela para los típicos para que amplíen su mente, se formaran y se conservaran eso que ellos han aprendido de generación en generación. Cuando José Antonio me ofrece el cargo le pongo como condición la creación de la escuela Ñico Lora, trajimos a Juan Colón a dirigirla, la escuela está ahí esperando que se rescate, aunque totalmente desarticulada, no es ni remotamente lo que pretendíamos.

Inicios
Empiezo a tocar en grupos siendo un niño, con 14 ó 15 años, un saxofonista llamado Rafael Gómez tenía un grupo e iba a mi casa a sacar permiso, era una época donde a los muchachos se les controlaba mucho.

Relevos
Salí satisfecho de la función en Cultura, lo hice con amor, aunque nunca volvería hacerlo, mi cuota la serví con mucho placer, pero creo que la cultura en sentido general necesita de gente joven, creo en los relevos.

Salud
Me encontraron un tumor Gist benigno, su crecimiento penetró el duodeno y provocó una hemorragia. Estoy vivo gracias a Dios”.

Bendición
El tumor estaba pegado a órganos vitales, Dios me pasó la mano, el medicamento hizo que se encapsulara, y se liberaran todos los órganos”.

Bendición
El tumor estaba pegado a órganos vitales, Dios me pasó la mano, el medicamento hizo que se encapsulara, y se liberaran todos los órganos”.

Lamento
Me apena mucho el poco apoyo de las autoridades a la cultura, hay tantas cosas por hacer y muchas personas con deseos de hacerlas”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.