“Yo nací para ser maestra”

Para Librada Hernández “poder servir a los demás me hace sentir una mujer feliz.
Librada Hernández Cruz fue reconocida con la Medalla al
Mérito de la Mujer Dominicana en el renglón Maestra rural

Las limitaciones y obstáculos no limitaron a la profesora Librada Hernández Cruz a realizar una labor eficiente en el proceso de enseñanza por la alta densidad estudiasntil en las aulas y la falta de libros de textos para los alumnos y de talleristas para la jornada extendida. Y es que en su época de docente realizó un trabajo fructífero para la comunidad educativa, siempre preocupada por todo lo que le rodeaba con miras a producir cambios. En sus primeros 10 años como maestra, fue directora de la Escuela Primaria Eliseo Grullón, donde obtuvo logros muy importantes como fue la creación de una biblioteca escolar, la instalción de una clínica dental, una aula virtual, la reparación del centro educativo y la verja perimetral. A ella también se le atribuye, haber impulsado la construcción del hasta hoy en día unico puente peatonal que tiene la ciudad para la seguridad de los alumnos, entre otros importantes logros.

1. Infancia feliz

Nací en Matancitas, Distrito Municipal del Municipio cabecera Nagua, María Trinidad Sánchez. Siempre he sido una mujer feliz, gracias a la hermosa infancia rodeada del amor, la entrega, dedicación y el apoyo que de mis padres, de mis abuelos maternos y paternos, de la mayoría de mis tíos de ambas partes y de mis padrinos y vecinos. Todos contribuyeron a que creciera en un ambiente sano y de mucho amor. Nunca olvido esa época tan florida y donde inicié la base de mi futuro y mis sueños anhelados”.

2. Su familia

Me crié en el seno familiar junto a mis padres Alberto Hernández Ventura y Altagracia Cruz, ambos fallecidos. Eran personas de gran valía y ejemplo a seguir por su humildad, sencillez, tolerancia y honradez, entregados totalmente a sus compromisos, al servicio y a sus quehaceres. Éramos 7 hijos, 4 varones y 3 hembras, soy la mayor de todos, solo quedamos 5, pues han fallecido 2 de los varones. Mi hermano menor y yo vivimos en la casa paterna, tengo una hermana en España y los demás viven en la calle del mismo sector. A pesar de la ausencia de nuestros padres, somos una familia feliz, unida por el vínculo del amor y la comprensión. Somos un ejemplo de convivencia en toda la comunidad, muy comprometidos y responsables con nuestros trabajos, vistiendo el traje de la educacion en valores que nos inculcaron nuestros por siempre recordados padres. A Dios las gracias por ponernos en su camino. Soy soltera, nunca me casé, pues mi vida la he hecho al lado de mi familia y en mi trabajo, apoyándoles en todo lo que esté a mi alcance”.

3. Sus estudios

Inicié mis estudios a los 7 años en la Escuela Primaria Matancita, mi maestra en el primer grado fue la profesora Zaida Luna, quien con el tiempo se convirtió en mi colega. Desde el segundo grado hasta sexto. los curse en la Escuela Primaria Eliseo Grullón en el municipio de Nagua, donde años después tuve el privilegio de ser su docente por 15 años, y luego su directora por 25. Desde 7mo. hasta 6to. de media estudié en el Colegio Belén, propiedad de la Congregación Hermanas del Perpetuo Socorro, ambos centros ubicados en la ciudad de Nagua. Mis estudios fueron exitosos, pues gracias a Dios en mi vida de estudiante me destaqué como una alumna muy buena, producto de mi dedicación en todas las áreas del saber”.

4. Gratos recuerdos

Llevo el orgullo y el privilegio de haber pasado por las manos de maestros y maestras consagrados a su compromiso, en su mayoría empíricos, que se fueron haciendo excelentes a través de su práctica en el diario vivir junto a sus alumnos. Disfrutar de ese privilegio me obligaba a comprometerme cada día más, yendo detrás de mi superación y estar a la altura que exigía la época en ese entonces basada en los estudios. Esa experiencia me marcó para siempre, y más aún que me tocó elegir y prepararme como educadora. De todos ellos escogí lo que más me marcó como estudiante y traté de ponerlo en práctica constantemente en mi vida de docente.

En 1975 ingresé en la Escuela Normal Juan Vicente Moscoso, en San Pedro de Macorís a estudiar Educación Primaria durante dos años. A pesar de mi juventud, la experiencia vivida me fue transformando en un verdadero ser humano, obligándome a dejar atrás todas las ñoñerías del hogar donde crecí, pues aprendí a vivir con personas extrañas, a solidarizarme con mis compañeros, a trabajar en grupo y a respetar la opinión de los demás, las prácticas docentes me hicieron sentir como toda una maestra. El 8 de agosto de 1977 concluí mi formación, graduándome de Maestra Normal Primaria. Durante mis estudios y la convivencia junto a mis compañeros de formación, fui sintiendo grandes emociones que me definían como una maestra, y cada experiencia adquirida a través de la práctica me motivaron hacia lograr a plenitud mi sueño de ser maestra”.

5. Estudios Universitarios

En la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), extensión Curne Nagua, realicé mis estudios de Educación Básica en el año 93-95, donde obtuve un índice académico de 94.4. Además, realicé varios cursos talleres sobre capacitación y perfeccionamiento para directores de educación primaria en la UNPHU; Formación de educadores para una práctica de innovación en la UASD-POVEDA; Método de educación ambiental; Seguridad Escolar, UASD OFDA; Taller sobre culturas aborígenes en el Museo arqueológico regional Altos de Chavón. También, Jornada de formación de docentes, Educadores para una práctica de innovación de la Secretaria de Educación y Cultura; Proceso de evaluación educativa, universidad UNICA; Alfabetización digital, MINERD; Métodos y técnica de la investigación educativa y Autoevaluación educativa de los centros en la Universidad Interamericana; Gestión de centros, UAPA, entre muchos otros cursos”.

6. Experiencia Laboral

El 1ero. de octubre de 1977 me inicié como maestra en la Escuela Primaria El Bambú, de la comunidad del Juncal, donde permanecí por 2 años. Luego me trasladaron a la Escuela Primaria Eliseo Grullón, donde había cursado los estudios primarios. Nací para ser maestra, pues desde la primaria trabajaba con niños del barrio en el patio de mi casa fungiendo como maestra, y así crecí. Recuerdo que en el colegio ayudaba por las tardes a profesoras de 1er. y 2do. grado de primaria, que eran impartidos por monjas. Al finalizar el sexto de media, decidí tomar las pruebas de admisión para ingresar a estudiar Educación Primaria a la Escuela Normal Juan Vicente Moscoso en el municipio de San Pedro de Macorís, allí descubrí por completo mi verdadera vocación”.

7. Escuela Primaria Eliseo Grullón

Desde 1990 al 1993 fui asignada como asistente de la directora del centro educativo Eliseo Grullón, la profesora Ada Altagracia Cabral, quien se retiró ese mismo año, y en su sustitución fui posicionada como directora por el licenciado Antonio Reynoso, director de la Regional 14 de Educación Nagua. Desde entonces me desempeñé como gestora del centro hasta 2017, cuando fui jubilada por decreto. Es decir que laboré como docente de grado durante 15 años y 25 de gestora para un total de 40 años de servicio. Estas experiencias me han llenado de satisfacción, pues considero que llené más de las expectativas que tenían las distintas autoridades con las que trabajé y así lo ha calificado la misma comunidad educativa y nagüera. Creo que en mi gestión logré transformar toda la planta física, pues tanto la matricula estudiantil y docente se incrementó en más de 285 estudiantes distribuidos en todos los grados, desde preprimaria hasta 8vo. Desde el 93-94 se crearon los grados de 7mo. y 8vo, ya que antes la escuela solo cursaba hasta 6to. curso”.

8. Logros obtenidos

En el 99-2000 logramos que el centro fuera pintado y reparadas sus las puertas, ventanas y baños, ese mismo año conquistamos la instalación de una clínica dental y la asignación de dos odontólogas y una asistente; además fundamos la biblioteca escolar en honor a sor de Luz López de Quiñones, una destaca profesora y exdirectora del centro. En 2002 el centro fue incluido al programa de los proyectos AVE y dos meses después quedó instalado el laboratorio móvil para el uso del TIC, compuesto por 10 computadoras, un televisor SHAR de 40 pulgadas, dos docentes capacitados y una conserje entre los acuerdos de la antigua CODETEL y el MINERD, cuyo propósito era capacitar a los y las docentes para la puesta en marcha del uso de las TIC en el desarrollo del proceso enseñanza y aprendizaje en las aulas. En 2003 junto a la Sociedad de Padres, Madres y Amigos de la Escuela (APMAE) sometimos a la Alcaldía de Nagua la solicitud de la construcción de un puente peatonal para ayuda de la rápida evacuación de los alumnos y la seguridad de sus vidas”.

9. Aportes

Dentro de los aportes durante mi gestión puedo destacar la realización de constantes talleres y jornadas de capacitación en las distintas áreas del saber sobre planificación y ejecución, impartidos por especialistas de San Francisco de Macorís y Nagua; el seguimiento continuo al desarrollo del proceso enseñanza y aprendizaje en búsqueda de superar las debilidades para obtener una educacion encaminada hacia la calidad por competencias. También la elaboración, implementación y ejecución de proyectos curriculares de lecto-escritura y matemáticas para los estudiantes del primer ciclo por 3 años consecutivos para lograr una alfabetización de calidad años 2000-2003, auxiliados por la PUCAMM Y UNICEF; la reconstrucción del local de la cafetería del centro, dinamización del proceso enseñanza y aprendizaje acorde a los tiempos. También logramos una escuela actualizada y organizada, equipada de recursos didácticos, gastables, tecnológicos y permanentes, así como la reparación del plantel en su totalidad, incluyendo las dos canchas, su grada e iluminación, la construcción de la verja perimetral en blocks y trincheras, de un kiosco para ubicar los motores y pasolas de maestros y estudiantes, la pavimentación de todo el área frontal y alrededores del plantel y la construcción de una tarima para los eventos sociales del centro y 40 bancos en cemento distribuidos en la parte frontal y exterior del centro educativo. También conseguimos construir el Centro Modelo de Educación Inicial (CMEI), año 2010-2011 y el equipamiento de todas las aulas de equipos tecnológicos, radio, archivos, escritorios, entre otros aparatos”.

10. Puente Peatonal

Luchamos por la construcción del puente peatonal por el gran peligro que constituía el cruce de los estudiantes de la avenida más transitada de la ciudad a su llegada y salida de la escuela, por ser la zona comercial donde se encuentran las instituciones bancarias principales del municipio, supermercados, tiendas, repuestos, farmacias, entre otros comercios. Junto al equipo de gestión y la directiva de la APMAE, nos vimos en la obligación de solicitar al alcalde de ese entonces, Inocencio Mercedes Eduardo la construcción del puente peatonal para evitar hechos que afectaran la paz de la comunidad educativa y de la familia de nuestros estudiantes. En dicha comunicación también solicitamos el apoyo de la policía municipal en la salida y entrada de los estudiantes. Como el alcalde onocía la situaciónera, ya que era maestro en la tanda nocturna y además sus nietos eran estudiantes de la escuela, le dio prioridad a nuestra solicitud y a someterla ante el consejo de regidores, quienes consientes de la realidad aprobaron en segunda lectura la obra, la cual fue ejecutada en 3 meses. También nos asistieron con el servicio policial hasta que fue asignado el servicio de la Policía Escolar a tiempo completo. Gracias a Dios, al alcalde y los miembros de la Sala Capitular vimos hecho realidad nuestro sueño, pues desde 1999 el puente es utilizado también por transeúntes extra al plantel, y nos ha ayudado a evitar hechos lamentables”.

Un compromiso con la iglesia

Soy una persona comprometida con la iglesia, pues desde temprana edad sentí gran deseo por la vida religiosa consagrada y aunque no logré la decisión definitiva, me siento totalmente satisfecha con Dios y consigo mismo, porque desde mi vida de estudiante en el colegio Belén, institución de la Hermanas del Perpetuo Socorro inicie una estrecha relación con las religiosas de la congregación, cuyo apoyo, acogida y confianza me han hecho sentir parte de ellas. Además, siento una gran satisfacción por que esta cercanía me ha llevado a vivir en constante servicio, tanto en el colegio como en la parroquia donde me congrego, donde fui la primera coordinadora del Equipo de Liturgia durante 11 años, siendo a la vez miembro del equipo de Liturgias Diocesano, asesorado por monseñor Jesús María de Jesús Moya, obispo de la Diócesis de San Francisco de Macorís, y coordinador el reverendo padre Bienvenido Hernández.

Representaba todo el literal costero del nordeste, desde Samaná hasta Río San Juan, contribuía como maestra del área de Lengua Española en la formación de los candidatos a animadores de asamblea en el Centro de Promoción Padre Pedro González de Nagua, y en la formación de catequistas de niños. En la actualidad me desempeño como vicepresidenta del Concejo Parroquial del Santuario Nuestra Señora de La Altagracia y responsable de las actividades protocolares de Liturgia. Además me reintegré a la formación de los candidatos a animadores de asamblea, tanto en lengua española como en la parte litúrgica junto al equipo de formación del centro. Poder servir a los demás me hace sentir y ser una mujer feliz, doy gracias a Dios Padre por mantenerme activa en su camino.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.