PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El artista dominicano Manerra habló de cómo hacer radio influyó en el nacimiendo de su carrera musical

Juega con lugares, sonidos ambientales y géneros musicales, viajando en el son, merengue, pambiche, jazz, bossa nova y otros ritmos que generan paz, alegría e incluso ganas de bailar. Para el cantautor dominicano Manerra no hay barreras y conserva un romance pasional con su música evidenciado en cada uno de sus discos.

Con los auténticos colores de su voz, Manerra canta al amor, a su tierra y a la identidad cultural. En canciones de su autoría como “Bachata Colonial” y “Mantequilla y Café”, hace un contraste entre la parte tierna y jocosa de estar enamorado.

Otro disco en el que da una perspectiva romántica a una zona del país es “Constanza”, en el que hace de cada elemento de esa ciudad montañosa, algo bonito. “Me alimento de las experiencias, de no solamente el sentir, sino también donde tú sentiste, de ahí viene “Bachata colonial y “Constanza” y la mayoría de canciones, aunque no lo diga explícitamente, se ubican, o por lo menos trato de crear ese escenario”.

La música no es ni el único ni el primer amor de Manerra. En una entrevista para Famosos Inside, de CDN y para elCaribe, habló sobre su pasión por hacer radio y cómo influyó este ejercicio en su carrera artística. “Me encanta la radio. Me aportó muchas cosas, desde ver a mis padres en tiempos difíciles refugiarse en la música que venía por la radio”.

Contó que desde los 8 años sigue la música de Richie Rey y Bobby Cruz y descubrió una emisora en la que les hacían un tributo cada sábado y sus padres lo llevaban directamente a cabina a escucharlo en vivo. “Siendo un niño me entregaban al locutor, yo me sentaba ahí en una silla en un rincón y disfrutaba de ese programa. Eso para mí fue como una unión entre la música, la radio y todo lo que pasa ahí detrás. Para mí era algo mágico y sigue siendo mágico, aún con la entrada de YouTube y de las plataformas digitales. Para mí la música es de imaginación y la radio da eso”.

Contó que también hizo una carrera convencional. “Me gradué de derecho. Hice una jornada de varios años dirigiendo una emisora, y de ahí, de una manera casi accidental, comencé hacer música un año antes de la pandemia. Jamás imaginé que tendría esa respuesta tan bonita”.

Su influencia e inspiración en la música nace de grupos como Aragón, Juan Luis Guerra, Richie Rey y Bobby Cruz, entre otros artistas. Sobre el interés en producir estos géneros contó que viene de la influencia artística en la música que consumía su familia. “Toco los merengues con ese pambiche característico que hemos ido trabajando” desde “Como la luna”. También pasa por bachata, siempre bachata fusionada. Esta es la música de mis padres y de mis abuelos”.

Considera que, el grupo de la generación al que pertenece, está haciendo un buen trabajo con respecto a la creación de esas fusiones. “Esta generación tiene tanto para dar, que siento que no solo yo, hay muchos colegas en América Latina que están tratando de convertirse como en un humilde puente entre esas generaciones y dejar caer esos sonidos”, concluyó.

“Inspiración”
Es bonito cuando de una canción de amor puedes sacar ese sentimiento y ese sentimiento puede generar acción en la sociedad.

“Curita”
Hay personas que llegan a nuestras vidas a salvarnos, a rescatarnos, a ponernos una curita, alma y corazón”.

Posted in A & E
agency orquidea

Más contenido por Patria Urbáez