La medicina extranjera en República Dominicana ( II )

Seguimos con el trabajo del bachiller Teodoro Díaz, presentado en 1942 al doctor Heriberto Pieter: “La medicina francesa se seguía cadenciosamente y cuando un nuevo método auxiliar de investigación y diagnóstico estaba en boga en Europa: el laboratorio, también aquí se proyectó la influencia de esta nueva arma de la ciencia. El laboratorio auxilió a la clínica en Francia a partir del año de 1863 en que Jacomino fue enviado a Alemania a estudiar las organizaciones médicas y de regreso a su patria elogió en su informe a los progresos y ventajas del laboratorio de Alemania. En Santo Domingo la influencia del laboratorio se inició con los médicos dominicanos que se graduaron en París durante la década de 1890 a 1900.
La escuela norteamericana ha hecho y está llamada a hacer grandes progresos; la medicina allí tiene su personalidad propia. Esa gran escuela nos queda demasiado cerca y a ella debemos recurrir. Su influencia ha comenzado a reflejarse sobre nosotros. Se inició con la invasión americana a nuestro territorio en el año de 1914; época que fue ocupado militarmente nuestro país por las fuerzas Yanquis. Ellos higienizaron bastante nuestro país y dieron algunos pasos en la modernización de nuestros hospitales.
El primer dominicano graduado en una universidad yanqui fue el Dr. Fanduiz, quien regresó a principio del actual siglo; pero no ejerció influencia en nuestra medicina. A él han seguido otros profesionales que de regreso a nuestro terruño han traído consigo un girón del saber norteamericano. No solo con la llegada de estos médicos es que nuestros profesionales se han puesto en contacto con esa escuela, sino también mediante la abundante literatura que junto con la francesa nos llega continuamente.

Las otras escuelas médicas de Europa han influido muy poco sobre nosotros, casi nada. Para alguna de ellas la influencia es nula. Si bien es verdad que de aquí han ido a estudiar a Alemania, Viena, Italia, Inglaterra, etcétera, pero esos profesionales han sido poco numerosos y poco influyente sobre el derrotero de las ideas y prácticas médicas dominicanas.

La mayor influencia, no se escapa a nadie, ha sido y continúa siendo francesa, aunque últimamente la influencia norteamericana se está haciendo sentir cada vez más y al paso que va, no es dudar, que, en un futuro, no muy lejano, sea la escuela yanqui la que prepondere entre nosotros. Sin ahondar mucho en disquisiciones se comprende a la ligera que en las escuelas francesas y norteamericana prevalecen conceptos diferentes. En la escuela francesa prevalece por encima de todas las cosas el concepto clínico en el establecimiento del diagnóstico. Prevalece en ella también el concepto funcional y no anatómico en la clasificación de las enfermedades.

La prevalencia del concepto clínico en el profesional francés hace que este siga un método deductivo en cuando se refiere al establecimiento del diagnóstico cuando se encuentra frente a otros medios físicos, químicos o bacteriológicos a los cuáles tienen que recurrir para auxiliarse en el diagnóstico. No así procede el norteamericano: éste sigue por lo general un método inductivo y edifica, de acuerdo con esos datos, el diagnóstico que buscaba. El francés examina clínicamente al enfermo y luego si se hace necesario, recurre a los otros medios de investigación de acuerdo a lo que le dicte su conciencia de clínico; el norteamericano casi sistemáticamente recurre a una serie de exámenes físicos, químicos y bacteriológicos, dándole extrema importancia al resultado de estos exámenes. De manera que en ellos priva la disciplina laboratorio sobre el concepto clínico, y por último en cuanto a terapéutica también difieren, pues mientras el francés aplica una terapéutica racional, el norteamericano por lo general recurre a la terapéutica estándar de la cual son muy adictos. En nuestro país los mismos conceptos de la escuela francesa son los que rigen la conducta a seguir de nuestros médicos: es el fruto que han adquirido de tan sabia escuela”.
En nuestras investigaciones, las mayores influencias son de la medicina española, la francesa y la norteamericana.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.