La sanidad en 1947 (II)

En 1947 estaba dando los primeros pasos el Instituto Dominicano de Seguros Sociales, y en aquel año había un total de 105,000 trabajadores inscritos. La estrategia de la previsión y asistencia social hizo especial énfasis en las Estaciones de Leche, que llegaron a 30 en 1948, en el establecimiento del desayuno escolar, las granjas asilo, las guarderías infantiles y los clubes de Madres. Se distribuyeron cerca de 750,000 botellas de leche y se ayudó a las madres con la preparación de biberones. Cerca de 13,000 niños recibieron desayuno escolar en 145 escuelas en el país. Recordemos que el concepto de seguridad social o de asistencia social se había comenzado en el país desde principios de la década del 1940, gracias a la llegada de extranjeros como españoles o chilenos, que aportaron sus conocimientos en ofrecer mejoras a la población. Siempre con el sesgo de que el régimen de Trujillo aprovechaba cada ocasión para ensalzar al tirano, los médicos y funcionarios de esos departamentos del Estado hicieron esfuerzos para hacer llegar a la población sobre todo la más pobre, mejoras indiscutibles. Había 11 asilos para niños que ofrecían albergue y cuidados a 600 niños, y se implementaron las guarderías, como el caso de la guardería infantil establecida en la entonces Cuidad Trujillo, hoy Santo Domingo, en donde se cuidaban a 150 niños mientras sus madres trabajaban. De igual forma surgieron los comedores económicos, 9 en total, que ofrecían raciones de comida por 10 centavos de 1947. En ese año se sirvieron según la propaganda oficial más de 1 millón de raciones!. Cifra particularmente elevada y que consideramos poco probable.

Un punto interesante es el desarrollo del barrio de Mejoramiento Social. Ese desarrollo urbano era regido y regulado por la Secretaría de Previsión Social y la de Sanidad, y se contempló el establecimiento de centros para incinerar la basura, asi como la supervisión de la disposición de agua potable así como la eliminación de excretas. Estas ideas y ejecuciones nos ofrecen una visión interesante de cómo la salud impacta en todos los estamentos de la vida. La planificación y supervisión de obras de vivienda por ejemplo debe ser una atribución de los reguladores de la salud publica.

La década del 1940 fue aprovechada por el régimen de Trujillo para establecer relaciones internacionales y posicionar al país en los diversos estamentos internacionales. En 1948 nuestro país ingresó a la Organización Mundial de la Salud, y enviamos un representante a la Primera Asamblea Mundial de la Salud, llevad a cabo en Ginebra, Suiza. Asistió representado al país el doctor Luis F. Thomen, quien también participó en Mejico en la Reunión Panamericana de Directores de Sanidad, y fue además el miembro dominicano en el Consejo Directivo de la Organización Sanitaria Panamericana. De igual forma la inauguración del nuevo campus de la Universidad de Santo Domingo y el inicio de labores en 1945 del edificio de la Facultad de Ciencias de la Salud, impulsó la visita de profesores de diversas nacionalidades que se sentían prestigiados de poder ofrecer docencia en la Universidad Primada de América. Profesores cubanos, españoles, norteamericanos, mexicanos, visitaron y ofrecieron clases en nuestra universidad, impulsando el desarrollo de los médicos dominicanos y abriendo el camino a las especialidades médicas, como el establecimiento de las sociedades de Pedíatria, Tisiología o Psiquiatría. Sin embargo, la estructura tiránica del régimen de Trujillo postergó e impidió el desarrollo de esas asociaciones médicas especializadas. En todos esos años de dictadura los médicos dominicanos siempre se distinguieron por ofrecer a la población dominicana sus mayores esfuerzos e intentar formarse e intercambiar ideas pese a las dificultades de la Era.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.