Sobre el doctor Fanduiz

El doctor Salustiano Fanduiz es uno de los personajes médicos más interesantes de nuestra historia. A él debemos a principios del siglo XX el inicio de la estadística de nuestras condiciones sanitarias, debido a que había estudiado contabilidad, se trasladó a los Estados Unidos de América, y allí para pagarse la carrera de medicina en Maine, laboró como agricultor. Se graduó de médico en 1892, pero fue una persona muy respetada y querida en aquella universidad. En el periódico de la universidad, el Bowdoin Orient, se publicó en 1899 un relato sobre él, que nos hizo llegar el profesor Allen Wells.

El reportaje relata que el doctor Fanduiz, de unos treinta años, nació en Santo Domingo, que su idioma natal era el español, pero que aprendió inglés leyendo textos en ese idioma, y que uno de sus libros favoritos era los poemas de Longfellow, quien era nativo de Maine. Fanduiz conoció un norteamericano que hacía viajes desde y hacia la República Dominicana, y gracias a esa amistad, se orientó hacia la universidad en Maine. Llegó a Maine en 1889 y en 1892 se graduó en la escuela de medicina. Se instaló en la ciudad de Brunswick, en donde desarrolló una exitosa práctica médica, que le valió el reconocimiento y el aprecio de toda la comunidad. El relato continuaba con la información de que el doctor Fanduiz había viajado a su país y en concreto a la zona de Neiba, buscando los permisos necesarios para explotar una mina de sal en aquella zona del sur de la República Dominicana. Decía el doctor Fanduiz que a diferencia de otras islas del caribe, la sal que existía en esa zona era pura, y que podría estar lista para consumo humano sin muchos procesos químicos. Decía Fanduiz que el puerto de Barahona era uno de los mejores del país y que era una bahía que ofrecía buena protección a los barcos. Continuaba el relato de Fanduiz señalando la gran cantidad de maderas de gran calidad que existía en la zona y que al hacer los caminos necesarios para llegar a las minas de sal, esa madera sería además un gran negocio. Decía además que los dominicanos eran gente afable y que recibían al extranjero de la manera más amable posible. De igual forma, Fanduiz decía que cuando se hiciera el planeado canal de Panamá habría un gran incremento de la navegación en los puertos de la isla. Con esas declaraciones Fanduiz buscaba inversionistas americanos para esa empresa. Ese relato es de enero de 1899. En octubre del mismo año hay otro artículo en referencia a Fanduiz, relatando una carta recibida desde República Dominicana en la que el doctor Fanduiz explicaba que era contrario al régimen de Hereaux y que había luchado en el este del país, recaudando dinero y además dirigiendo a una gran cantidad de soldados. Escribía diciendo que esperaba que pronto se realizaran elecciones para poder implementar los ideales democráticos de Jefferson.

Otra nota de prensa del mismo diario, pero fechada en 1904, relata las peripecias del doctor Fanduiz, de quien no habían tenido noticas por tres años. Decía la información que además de la medicina dirigía una mina de sal, pero que en 1901 fue hecho preso y duró detenido cerca de tres años. Relataba que se encontraba bien y que volvería a Barahona a ejercer con tranquilidad y alejado de la política. Pero en 1913 fue nombrado vicepresidente del comité central de la Unión Jimenista. En 1916 se trasladó a San Pedro de Macorís en donde enfrentó la pandemia de 1918 y combatió también el paludismo. ¡ Una vida interesante y notoria!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.