Diego Velázquez

Compartir

Mientras el brillo de tu gloria augura ser en la eternidad sol sin poniente, fénix de viva luz, fénix ardiente, diamante parangón de la pintura,
••••
de España está sobre la veste obscura tu nombre, como joya reluciente; rompe la Envidia el fatigado diente, el Olvido lamenta su amargura.
•••
Yo en equívoco altar, tú en sacro fuego, miro a través de mi penumbra el día en que al calor de tu amistad, Don Diego,
••••
jugando de la luz con la armonía,
con la alma luz, de tu pincel el juego el alma duplicó de la faz mía.
•Luis de Góngora y Argote

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir