Claves para montar una mesa en Nochebuena

Compartir
Procura que la colocación de la mesa impacte de manera positiva a tus invitados.

Antes que la comida, el primer impacto visual del invitado al llegar a nuestra casa es la colocación de la mesa

En Nochebuena, más que en la decoración de la mesa, la mayoría de los dominicanos piensa sólo en la comida. Sin embargo, la ornamentación es un detalle que hay que tener pendiente porque forma parte de la presentación de la mesa, por lo que no es menos importante.

Antes que la comida, el primer impacto visual del invitado al llegar a nuestra casa es la colocación de la mesa así que toma en cuenta los siguientes puntos:

El mantel, tonalidades y tejidos

Debemos empezar por el mantel (o los individuales) y en función de él, crear la escenografía perfecta con la vajilla, la cubertería y la cristalería. Usa un buen mantel en tejidos naturales, como el lino o el algodón. Lo más habitual es elegir una mantelería blanca, porque realzará los alimentos y dará sensación de limpieza. También es posible que esa mantelería tenga algún motivo navideño que nos recuerde las fechas en las que estamos; aunque también puedes seleccionar aquellos de un color que se relacione con la Navidad, por ejemplo, el rojo con detalles dorados.

Centro de mesa

El centro de mesa podría estar formado por piñas y flores secas, y, por supuesto, algunas velas. En las mesas redondas, las típicas coronas navideñas con motivos florales son perfectas y muy elegantes, elígelas en cualquiera de sus versiones: con bolas de Navidad, fieltro, tapones de corcho, etc.

Copas y cubertería

Otro de los detalles que no podemos pasar por alto a la hora de poner la mesa es la cristalería. Una cena tan especial debe de tener unas copas a la altura.

Para un toque sofisticado y clásico, opta por una cristalería completa.

Como es una ocasión singular, elige una colección decorada. Pero para no sobrecargar en exceso, te recomendamos una cristalería pantograbada.

Por el contrario, si lo que buscas es otro estilo mezcla piezas de diferentes tamaños, colores y estilos. En este sentido, una combinación que gusta mucho es una pieza muy tallada, como un vaso bajo, y una copa de vino lisa.

Mientras que con la cristalería combina colecciones diferentes, ten en cuenta que esto está prohibido con la cubertería, porque no podemos ponerle a cada invitado un tenedor de una forma y una cuchara de otra. *

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir