PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
María Jacobo
María Jacobo

Hace 24 años, la presentadora de televisión María Jacobo se enteró del diagnóstico que determinaba que su primer hijo tenía autismo; tuvo que afrontar un divorcio; ser mamá soltera de dos niños en una nación lejos de la suya y enfrentar el duelo de la muerte de sus padres.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por 𝗠𝗔𝗥𝗜𝗔 𝗝𝗔𝗖𝗢𝗕𝗢 💎 (@mariajacobo)


Son golpes que se presentan a lo largo de la vida, que en su momento, afectaron y marcaron a María. Con el tiempo, cerró cada etapa y las hizo sus herramientas para hablarles a otras mujeres desde su experiencia y poder transformar sus vidas a través de la asesoría de imagen, su ministerio y de su primer libro “Vestidas de Gloria” que puso a circular en el país.

La escritora y presentadora de TV durante una entrevista en el diario El Caribe


“Esas son etapas que vamos manejando y que Dios nos da ese manto específico que nos cubre con su gloria y misericordia para poder superarlas. A veces me encerraba a llorar para que mis hijos no me vieran, pero sentía que la presencia de Dios nunca me iba a desamparar y eso es lo que me ha mantenido y lo que me sigue sosteniendo hasta el día de hoy”, dijo María, en cuyo discurso no faltan las palabras Dios y agradecimiento.

María Jacobo ya no es esa mujer que era antes

Según la escritora y también asesora de imagen, somos seres humanos que desde que estamos en el vientre de nuestra madre nos estamos formando y transformando. “Nos vamos transformando a través de la sabiduría y de esa inteligencia adquirida en los procesos. Sin embargo, preferimos aprender desde el dolor y no desde el amor”.


Define a la María Jacobo de hoy como la mujer que aprende desde el amor y desde la experiencia de los demás. “Quería hacer las cosas a mi forma y esperaba darme el trancazo. A todos nos pasa. No queremos aprender del proceso del otro. Hoy, la María de 49 años tiene humildad de decir no, no lo sé todo; de decir me falta mucho por aprender, y quiere hacerlo a través de las vivencias de los demás, porque ¡cuánta sabiduría he encontrado en los procesos del otro!”
Sobre su libro “Vestidas de Gloria”


Una de las cosas que hacía María desde muy joven fue escribir sus experiencias. Tomaba nota de qué aprendió y de qué debía soltar. Luego de tanto tiempo, en la pandemia quiso que todas esas experiencias que había escrito salieran a la luz y ayudaran a las mujeres.


La obra es una guía para las mujeres que buscan vivir guiadas por el poder transformador de Dios. En el libro se encuentra la experiencia de esta guerrera que la llevó a Dios, y el camino a la enseñanza para que puedas cambiar las viejas vestiduras para “vestirte de gala”.


Pasión por la moda y la asesoría de imagen

“A mi me apasiona la moda, la imagen pública y todo el tema de lo externo. En esta carrera llega un momento en el que ves mujeres que aparentan una vida perfecta, pero por dentro están vacías, que no saben reconocer ese atributo que tienen y se enfocan tanto en las debilidades que las fortalezas las obvian. Viven una vida sumida en la depresión, en la falta de amor, en relaciones tóxicas. Entonces, comencé el proceso de hablar con mujeres y transformarlas de adentro hacia afuera. El darles una palabra de aliento, que levantara su autoestima, me hizo ver resultados maravillosos en ellas”, expresó María, quien vive actualmente en Florida, EE.UU.

Lo que aprendió de su hijo

Para María es importante no fijarse en la edad de la otra persona, su posición económica o educación. “Yo aprendo hasta de un niño. La debilidad de un ser humano no lo define y eso lo he aprendido con mi hijo. Él y su condición me enseñaron muchas cosas: a ser paciente, tolerante, y perseverante”, manifestó la vegana de nacimiento.


Preocupación de María Jacobo por el mundo actual y la creación de su fundación Haape


Hay tantas problemáticas, sostuvo. “Veo que no hay condiciones para las familias especiales. Son los olvidados en esta sociedad”, explicó. Es por ello que creó la fundación Haape, con sede en EE.UU, para jóvenes autistas a través de la que financia programas educativos postsecundarios que les permite encontrar empleo y ser parte activa de la sociedad. l

Posted in EstiloEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Jessica Bonifacio