La Flor de Pascua invade la decoración navideña

La Flor de Pascual pasó de ser una planta exótica para convertirse en un adorno protagonista en la Navidad. F.E.

Ornamentar con flores de Pascua se ha convertido en una tradición navideña en el país    Cada año, en temporada otoño-invierno, las flores de Pascua, poinsettia o de Nochebuena como también se le llama, forman parte de la decoración navideña. Cada año, en el país, esta tradición se hace presente, donde los colores predominantes de esta planta (rojo y verde) se combinan con adornos en otras tonalidades, como el dorado y el plateado.

Para el decorador de inetriores Ariel Marte, en estos tiempos, la Flor de Pascua pasó de ser una planta exótica para convertirse en un adorno protagonista en la Navidad. “Sus colores rojo y verde se pronuncian cada vez más en la decoración, donde el rojo significa amor y el verde la esperanza”.

Asimismo, el experto en decoración indica que la Flor de Pascua, con estos colores característicos de textura suaves, es muy utilizada para adornar los centros de mesa. “Esta cálida planta debe ser bien cuidada para que su color exprese vida a los espacios”, resalta.

A la hora de hacer una decoración con estas plantas, Marte recomienda que sea en un lugar donde no tenga mucho contacto con el sol, por lo que los interiores son el mejor aliado de ellas, aconseja.

Características
Dentro de las características que los botánicos destacan, está que la flor pertenece a la familia de las Ephorbiaceaes y se lo considera un arbusto caduco, que puede llegar a medir hasta tres metros.

Debido a su aceptación, se posiciona como uno de los arbustos favoritos para ornar los ambientes en el interior, sin embargo, en climas muy cálidos puede cultivarse como arbusto en jardines.

Sus hojas destacan por su verde intenso y pueden llegar a medir hasta 16 centímetros. Las ramas de la flor poseen en su extremo un conjunto de pequeñas flores amarillas, rodeadas de brácteas de color rojizo intenso. Las brácteas son órganos foliáceos que actúan protegiendo a las flores. No son hojas en el estricto sentido de la palabra, ya que no cumplen una función en la fotosíntesis.

Recomendaciones
Para una buena elección, Marte sugiere fijarse en que éstas no posean grandes cantidades de florecillas maduras en sus hojas, porque de esto dependerá el tiempo que durará. Incluso, para que la planta no pierda su grandiosidad después de las navidades, debes mantenerla a una temperatura fresca. Si está expuesta a temperaturas muy bajas o muy altas, esto hará que se caigan las hojas. “Las Flores de Pascua necesitan un cuidado especial, sobre todo si se quiere prolongar su duración más allá de las navidades. Es importante que esté en un lugar de la casa con claridad, pero nunca con exposición directa a los rayos del sol. Cerca de la ventana es buen sitio, pero hay que tener cuidado con el frío por la noche” expone el experto.

Otro de los cuidados esenciales es evitar rociar con agua las hojas de color rojo, para que no les salgan manchas o se decoloren. Si las hojas se ponen amarillas o comienzan a doblarse las ramas, es posible que les falte luz o nitrógeno, pero lo más probable es que estén recibiendo demasiado agua. Algo muy importante para que las hojas siempre se mantengan rojas, o conserven su color si son de otra variedad, es no tallarlas con nada, no sacudirlas ni frotarlas con los dedos. Esto puede hacer que se manchen y pierdan su color.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.