La caída de Hushpuppi: el multimillonario y excéntrico influencer de Instagram

El nigeriano Ramón Olorunwa Abbas, también conocido como “Billonario Gucci Master” era, según las autoridades estadounidenses, uno de los blanqueadores de dinero con más alto perfil del mundo

La lujosa vida de excesos y excentricidades de un famoso influencer nigeriano conocido como @hushpuppi o el Billonario Gucci Master ha llegado a su fin después de que se declarara culpable de los delitos de lavado de dinero, estafa y fraude por correo electrónico en una corte de California (Estados Unidos), en el último episodio de un escándalo que lo vincula a una red multinacional de estafadores cuyo botín habría sumado unos 24 millones de dólares.

Ramón Olorunwa Abbas, de 37 años, podría enfrentar hasta 20 años de cárcel por sus crímenes, al ser, según las autoridades de los Estados Unidos, uno de los blanqueadores de dinero de más alto perfil en el mundo.

“La condición de celebridad [de Abbas] y su capacidad para hacer conexiones se filtraron en organizaciones legítimas y condujeron varios esquemas derivados en EE.UU. y en el extranjero. El anuncio de hoy representa un golpe crucial a esta red internacional y, con suerte, servirá de advertencia a las posibles víctimas de este tipo de robo”, afirmó Kristi K. Johnson, director asistente a cargo de la oficina del FBI en Los Ángeles.

A Abbas se le acusa de haber conspirado para robar más de 1,1 millones de dólares a un empresario que intentaba financiar la construcción de una escuela en Qatar, según el Departamento de Justicia de EE. UU.

La presencia de Abbas en Instagram lo había convertido en una celebridad y apareció en las redes sociales con los ídolos del pop nigeriano Davido y WizKid y jugadores de fútbol en clubes ingleses como Chelsea y Man City. Pero desde febrero pasado, el “Billonario Gucci Master” fue acusado por el Departamento de Justicia de EE.UU de ayudar a piratas informáticos norcoreanos en una operación de lavado de dinero y de desempeñar un papel secundario en los ataques cibernéticas perpetrados por tres programadores informáticos acusados de extorsionar USD 1.3 mil millones en efectivo y criptomonedas.

En la estafa de la escuela de Qatar, Abbas, junto con sus co-conspiradores, fingió el financiamiento de la escuela haciendo el papel de funcionarios bancarios, creó un sitio web falso y sobornó a un funcionario extranjero para que siguiera fingiendo después de que la víctima fuera informada de las irregularidades.

Abbas participó en estafas que resultaron en un total de USD 24 millones en pérdidas para las víctimas, según las autoridades estadounidenses.

El influencer “hushpuppi” también admitió su culpabilidad por las pérdidas de un banco de Malta que ascendieron a 14,7 millones de dólares; de estallar otros 7,7 millones de dólares a varias compañías, así como casi un millón de dólares más a un bufete de abogados y otro más a un empresario en Qatar.

Aproximadamente 230.000 dólares de los fondos robados de la estafa de la escuela se utilizaron para comprar un reloj Richard Mille RM11-03, que fue entregado personalmente a Abbas en Dubai y posteriormente apareció en las publicaciones de Hushpuppi en las redes sociales, afirmaron las autoridades en Estados Unidos.

Abbas hizo su nombre principalmente en Instagram, donde tenía aproximadamente 2,5 millones de seguidores. De acuerdo a declaraciones entregadas por su abogado a Forbes, cuando comenzó el caso en febrero, la fortuna de “hushppupi” se debía a su vocación como “emprendedor”, sus inversiones en “bienes raíces” y su trabajo “promocionando marcas” como una “personalidad de Instagram”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.