“La Avispa” paró la sequía

Compartir

La madrugada del pasado domingo, en el coliseo Carlos “Teo” Cruz, el boxeo profesional del país vivió momentos grandiosos tras el montaje de una ardiente pelea que protagonizaron dos estelares púgiles criollos.

Alberto Puello, a quien llaman “La Avispa”, y Johnatan Alonso disputaron el título (interino) del peso welter junior con el aval de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Alonso dio una soberbia demostración sobre el ensogado.

Pero Puello, con un boxeo depurado, de guardia zurda, logró tener mejor accionar en los 12 asaltos del combate que ganó unánime. Los tres jueces coincidieron en la puntuación: 115-113 a favor de Puello.

A media hora de iniciar el combate, que ocupó el turno principal del cartel organizado por la promotora Shuan Boxing Promotions, le comenté al colega Héctor Gómez que “vamos a ser testigos de una pelea violenta... es lo que presiento y lo que ocurrirá”.

¿Advertencia de un oráculo?

Ambos dieron-como en efecto ocurrió- un gran espectáculo para satisfacción del exigente público del boxeo y la prensa nacional.
¿Por qué triunfó Puello? Desde el segundo round Alonso sufrió una cortadura en su boca, que le sangraba profusamente.

En el noveno round el árbitro, por el sangrado que afectaba a “La Maravilla” Alonso, detuvo las acciones. Llamó al médico del ring para que lo examinara… esa fue, quizás, la clave para la victoria de Puello.

Con el convincente triunfo de Puello, la sequía de campeones mundiales dominicanos, por lo menos en lo inmediato, está “frenada” y que nadie dude que pronto nazcan otros monarcas.
¿Revive el boxeo dominicano? Ojalá que tengamos una positiva respuesta.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir