Cambio con o sin varita

Al cabo de cuatro décadas de promesas, altas comisiones, consultas de modelos de otros países, asesorías de grandes expertos, consensos, debates y planificaciones en las que no ha faltado detalle alguno de lo que hay que hacer, pues todo se ha estudiado (me consta porque me ha tocado trabajar en dos Comisiones). Después de un largo historial de compromisos, de gobierno en gobierno, de que, ahora sí, vamos a transformar ese arcaico monstruo trujillista llamado Policía Nacional, seguimos en lo mismo: falta de voluntad (en realidad, miedo difuso al cambio radical que debe imponerse con o sin varita mágica).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.