De vuelta a lo mismo

Bienvenidos y bienvenidas… Ahora les toca trabajar (“trabajo”, palabra cruel que vaya usted a saber qué masoquista inventó). Sí: le toca a cada quien emprender la jornada de ocho am a no sé cuánto pm; le toca a cada uno de ustedes (vacacionista iluso) volver a la imperativa rutina: las noticias cotidianas del absurdo nacional; las predicciones de lo bueno o malo que podría ocurrir; las permanentes flacas esperanzas de los protagonistas electoreros; las grandes promesas que mediatizan todo impulso y la lenta espera de 365 días para que vuelva tu mejor reivindicación: la próxima Semana Santa (a cuyo luto muy pocos rinden culto).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.