El odio: veneno del alma

Hago mías estas palabras de nuestro querido Ramón Antonio Veras, ejemplo de conciencia ciudadana: “Me siento horrorizado porque en el pensamiento de mis connacionales el odio se ha afianzado como perteneciente a la cultura nacional”. E igual que él, “siento lástima y asco por aquel que odia. Y me sumo a lo que él, citando a insignes pensadores, les recuerda a los que odian: “La gente odia a quienes le hacen sentir su propia inferioridad…El odio es la cólera de los débiles… El odio es un grave peso que hunde el corazón en lo más hondo del pecho y se fija como una piedra sepulcral sobre todas las alegrías”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.