El peor invento

En algún momento, nadie sabe cuándo ni dónde, el tiempo fue dividido en siete días. Primero el lunes (¡Qué duro!... ¡A trabajar!). Segundo el martes (en el que suelen llegar facturas y nunca falta un cobrador). Tercero el miércoles (mitad del castigo laboral). Cuarto el jueves (alentador, porque empieza a asomarse el fin de semana). Quinto el viernes (el dia más breve, con escape vespertino hacia la juntadera). Sexto el sábado (¿Quién dijo que es para descansar?). Y siete el domingo (Que es cuando, en lo máximo del placer finsemanario, uno se pregunta: “¿A quién diablo se le ocurrió inventar el lunes?”).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.