Juan Bosch arrepentido

Compartir

En estos días pienso mucho en Juan Bosch: cuando abandonó al PRD, del que fuera líder máximo, por éste haber negado sus elevados principios; cuando creó el PLD, para que fuera la diferencia de aquello que abandonara; cuando renunció al PLD de unos pequeño burgueses que lo único que querían, dijo, era llegar al poder para hacer dinero; cuando se reintegró al PLD, ya en decadencia mental, para ver si lo rescataba de tal lacra, y cuando, ya olvidado de sí mismo, le levantó la mano a Leonel Fernández, quien inició el último capítulo de una triste historia de la que, si viviera, ese pobre hombre estaría rabiosamente arrepentido.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir