PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

He cometido el acto más temerario de mi vida, del que estoy totalmente arrepentido: ayer acudí al mercado de Villa Consuelo a comprar algo y, al no encontrarlo, decidí ir al mercado de la avenida Mella…¡Para qué fue eso!…Emprendí el callejón Duarte (otrora una amplia avenida), y durante más de una hora a vuelta de ruedas sufrí terriblemente por los cuatro costados lo más desenfadado de la idiosincrasia dominicana, con sus gritos, morisquetas, retos e irrespeto a todo, multiplicado por diez mil o más hombre y mujeres para quienes la palabra “civilización” no tiene ningún significado…(¡Por favor, no lo hagan!).

Posted in Fogaraté
agency orquidea

Más contenido por Ramón Colombo