Qué nadie se sorprenda…

La detención en Estados Unidos de Miguel Gutiérrez, diputado y empresario multimillonario santiaguero, acusado de narcotráfico; la deportación hacia allá de los también narcotraficantes José Antonio Camarena Familia y César el Abusador, pedidos por el FBI y la DEA, además de la denuncia del Departamento de Estado sobre nuestra alta corrupción (incluyendo la policial), señalan un posible acuerdo formal entre Estados Unidos y la República Dominicana, país que ya ha alcanzado gran fama en prácticas criminales…(Que nadie se sorprenda si ve en este “condado” uno que otro sheriff patrullando en calles y carreteras).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.