PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Ayer, iracundo tras uno de esos diarios actos de salvajismo vial, pensé como consuelo esperanzador en Américo Lugo, quien escribió: “El pueblo dominicano no es degenerado, porque, si bien es incapaz de la persistencia en las virtudes, tira fuertemente hacía ellas; porque aunque falto de vigor y vuelo intelectual, tiene todavía talento y fuerzas para ponerse de pie y dominar gran espacio de la bóveda celeste; porque aún postrado y miserable, está subiendo, peregrino doliente, el monte sagrado donde el águila de la civilización forma su nido”. (Escrito hace cien años…¡Lástima que el tiempo pase tan lento!).

Posted in Fogaraté
agency orquidea

Más contenido por Ramón Colombo