Supremos emporios

Compartir

Tres son las empresas más grandes del país, por su enorme capital; su inmenso número de empleados y beneficiarios; sus incalculables utilidades; sus inversiones nacionales y extranjeras y su poderoso impacto en la estructura política, económica y social de toda la República. Esas empresas (frente a las cuales los llamados “tutumpotes” son unos chivitos) son la corrupción estatal, el narcotráfico y el sistema de bancas de apuestas, que cuentan con innumerables testaferros y una extensa estructura de lavado de activos que ningún gobierno, por más buenos abogados y auditores que contrate, podría eliminar.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir