PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Quisqueyanos valientes, alcemos nuestro canto con viva emoción (pero algunos tipos ya no se emocionan), y del mundo a la faz ostentemos nuestro invicto glorioso pendón (pero sólo lo ostentamos en los desfiles militares).

Salve el pueblo que, intrépido y fuerte, a la guerra a morir se lanzó (pero quienes lo lanzan se quedan en la retaguardia), cuando en bélico reto de muerte sus cadenas de esclavo rompió (pese a todo).

Mas Quisqueya, la indómita y brava, siempre altiva la frente alzará (pese a las ofensas); que si fuere mil veces esclava, otras tantas ser libre sabrá (a pesar de sus déspotas, esa ha sido siempre la esperanza).

Posted in Fogaraté
agency orquidea

Más contenido por Ramón Colombo