Nuevos, cada día

Algunos lo llaman reinventarse, otros afirman que todo obedece a un cambio de actitud. Para algunos es adaptación. Para otros, es solo aceptar la realidad y afrontar con determinación lo que la vida les depara en ese momento.

En muchos casos es el resultado de una lucha de años con nosotros mismos y con todas esas actitudes que en vez de sumar nos restan y hacen más largo y difícil el camino de nuestras vidas.

Lo cierto es que cada día nos regala la oportunidad de trabajar hasta lograr convertirnos en el ser humano que
deseamos.

Todos tenemos las herramientas

para hacer esos cambios que nos harán sentir más felices y conformes, solo es cuestión de empeñarnos en ello.

Algunos cambios, unos que decidimos hacer porque entendemos que eran necesarios y otros que llegan sin avisar nos orillan, nos ponen entre la espada y la pared, y es entonces cuando tenemos que actuar o quedarnos inertes a esperar el final.

La mejor opción siempre será la de seguir adelante, la de adaptarnos, la de buscar las vías a nuestra disposición para seguir dando todo aquello que sabemos que podemos ofrecer.

Es bueno recordar el dicho que reza que cuando una puerta se cierra se abren muchas otras. Algunas veces solo se abre una, o quizás solo una ventana o una brecha, pero esa brecha será más que suficiente para aportar, para crecer, para cumplir con nuestro deber y si ese deber, es además nuestra pasión, no será difícil.
La realidad nos enseña cada día que de grandes dificultades surgen brillantes soluciones.

El tiempo y los cambios de los vientos también nos dejan claro que no todos los que un día se esmeraban en demostrarnos su lealtad y sus afectos eran tan leales y tan sinceros.

De todo el aprendizaje que podemos ir atesorando en nuestras vidas, uno de los más importantes es estar seguros que cuando nos lo proponemos, nada, ni nadie puede evitar que, tras un gran revés, salgamos fortalecidos y transformados.

No importa como lo llamen, no importa cómo se explique, lo que al final cuenta es nuestra capacidad y sobre todo, nuestra voluntad para renovarnos, reinventarnos, aceptar la realidad y adaptarnos a ella.

Cada día nos da la oportunidad de comenzar a hacer los cambios que transformarán nuestra visión del mundo y sobre los demás, y mejorará la opinión que tenemos de nosotros mismos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.