“Cayó sobre su rostro a los pies de Jesús, y le dio gracias; y este era samaritano. Jesús le preguntó: «¿No fueron diez los que quedaron limpios? Y los otros nueve, ¿dónde están? ¿No hubo ninguno que regresara a dar gloria a Dios, excepto este extranjero?».” (Lucas 17:16-18)

Primera semana del 2023, año esperado por todos, donde la gran mayoría tiene expectativas matizadas de temores, incertidumbres y, lo que es peor aún, desesperanza. Ahora bien, si te haces una introspección, aprovechando este tiempo, y hacerte una especie de reseteo, encontrarás cómo el que recién finaliza permitió en tu vida, tu familia, ver que, no solo saliste adelante, sino cuántas cosas necesitas reconocer, razón por la cual debes estar agradecido(a).

He querido traerles esta cita bíblica con la cual iniciamos, ya que, como segura de que solo en este libro tenemos la verdad absoluta aún muchos quieran negarlo, a través de esta tenemos el ejemplo de once leprosos que fueron sanados y sólo uno volvió a dar gracias a Jesús por la recuperación de su salud. No dejó El Señor pasar por alto este detalle preguntando que dónde estaban los demás. Mediante este evento, podemos ver como si los seres humanos carecieren de la capacidad de agradecer, tanto lo pequeño, como las cosas extraordinarias de esta experiencia. Una aparente amnesia de lo recibido.

Agradecer conlleva un poder tan grande, donde el único que sale ganando es el que desarrolla este sentimiento. La gratitud te permite cambiar dificultades en oportunidades, problemas en soluciones, cuando en ocasiones pierdes algo, al dar un vistazo hacia atrás, agradeces eso que era negativo convirtiéndolo en una enseñanza a través de la cual puedes ayudar a otros.

Como exhortación para este nuevo año, pretendo despertarles dicho sentimiento, que te permitirá empezar un listado de acción de gracias, por ejemplo: tu trabajo, el jefe que te ha tocado, tu familia, aquellos amigos que posiblemente nunca te has parado a ver cómo les necesitas, por todo el que te sirve aun en la posición más simple que puedas creer, haber podido estar de pie con la capacidad de comer, ver, escuchar, palpar y, lo que es mayor aun, tener a alguien a quien amar. Los que tienen hijos, regalo hermoso, ¿han visto si les están dejando el legado de las consecuencias positivas que deja ser agradecido? Y, lo de más importancia, ¿Agradeces a Dios con todo y en todo tiempo por el don de la vida, la salud y todo lo señalado antes, que realmente viene de Él?

Posted in Por tu Familia, Por tu familia

Más de por-tu-familia

Las Más leídas