Así somos

Compartir

Desde niña escuché repetidas veces a mi madre decir: “Ni los dedos de las manos son iguales”, frase que trató de inculcarnos cuando pretendíamos querer que el otro niño fuese como nosotros y respondiera de igual forma ante las situaciones, en este caso, de la interacción durante la etapa que consistía en jugar. De igual forma, a la hora de negar un permiso cuando otro padre aceptada para su hijo, también respondía con la siguiente frase: “Aquí en esta casa las normas las ponemos tu papá y yo. Respeto la del otro.”

Estas afirmaciones sencillas, dadas con la sabiduría de una mujer de pueblo, pero quien fue educada dentro de un hogar donde, a generaciones posteriores en las que entrabamos nosotros los nietos, también existían reglas claras definidas e intrínsecas. Cada semana, independientemente de la circunstancia que viva el mundo y el país, hemos hecho esfuerzo a través de este medio por llevar en cada entrega aportes al ente de la sociedad donde se encuentra la base del comportamiento de sus individuos, y es la familia. Como nación hemos confrontado grandes desafíos, guerras, terremotos, ciclones, dictaduras, no obstante, con la cualidad que nos caracteriza que es apoyarnos unos a otros, hemos salido siempre victoriosos.

2020 ha sido un año, no solo de grandes desafíos, sino de cambios en todos los ámbitos, especialmente en el área de salud, crisis que juntos estamos enfrentando, donde las autoridades del área han dado desde los inicios del mes de marzo las reglas básicas de higiene y prevención,  utilizando todos los medios de comunicación, incluyendo las vías oficiales a través de las redes sociales, estas son: lavado de manos frecuente, uso de mascarillas, evitar aglomeraciones, entre otras.

¿Y qué de la parte esencial, de la que depende la salud física, sobre todo mantener un sistema inmunológico alto, el cual se encarga de pelear con las enfermedades, el cuidado de la salud mental, manejo de las emociones y cómo se enfrenta la cotidianidad y cambios en la misma por múltiples factores?

El desafío nuestro solo depende de la aceptación mutua, respeto, amor, sacrificio, restricción económica, revisión de prioridades, empezando todo esto dentro del hogar, donde se tiene que como nunca establecer consenso para definir reglas claras para con ello preservar la salud mental de cada miembro. Cuidémonos, todo pasa.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir