Nada igual

Compartir

Temperatura bajo cero, con una máxima de 3°C y 4°C, sin las que han permanecido durante los días que llevo en un país de otro continente. Como cada vez que tengo la oportunidad de meditar sobre las diferencias existentes entre una cultura y otra, valoro cada vez más el estilo de vida, independientemente de las situaciones por las que atravesamos, de nosotros los dominicanos, donde, así como es cálido nuestro clima, es el trato entre las personas, tanto que, desde mi óptica, no creo se dé igual en cualquier otro país del mundo. Aunque abrigados hasta lo máximo en las calles de Madrid, te encuentras con personas que sobrepasan los 75 u 80 años resolviendo sus cosas por sí mismos.

En una reunión que me encontraba, una persona recibió una llamada telefónica a las 11:00 am, donde le informaron que su padre estaba teniendo una hemorragia, y su respuesta fue preguntar que si lo habían llevado al hospital; del otro lado, la persona responde que estaba llegando la ambulancia y que estaba muy mal. Por último, pregunta: "¿Quién va con él?", y le responden: "Tu madre" (La misma tiene 80 años). Entendí que la persona iba a ausentarse del lugar, dada la condición tan delicada de un familiar tan cercano. Sin embargo, cuando le pregunto qué va a hacer, me dijo que nada, que son los médicos quienes resuelven estas cosas y que iría cuando se terminara la faena de trabajo.

¿Cuál de ustedes reaccionaría de esta forma? Y no quiere decir que no le importe su familia, porque se quedó muy preocupado. Pero, tenía compromisos "obligatorios" que no le permitían hacer otra cosa. ¿Qué les parece a ustedes, si nosotros hasta por un amigo dejamos de hacer lo que sea, si está en un riesgo de vida?

Verdaderamente, no sé hasta dónde no nos damos cuenta de las riquezas humanas que poseemos, sumado a lo que siempre repito, un país en donde se produce todo, y donde especialmente vivimos un eterno verano, el cual es tan añorado por aquellos que la naturaleza les obliga a permanecer con 8 y 9 meses de frío invierno.

Jóvenes que quieren emigrar buscando cambios: revisen lo que tienen. Valoremos, respetemos y abracemos nuestro gran país, y tratemos desde nuestra posición dar lo mejor de nosotros, para recuperar lo que se ha perdido.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir