Santos Aquino Rubio
El autor es periodista y abogado.

El peligro de la migración haitiana

Por enésima vez abordaremos el tema de la migración haitiana y el peligro que representa el flujo irregular a territorio dominicano, sin ningún tipo de control y como parte de un negocio que ha llenado, por tiempo, los bolsillos de políticos y militares.

La población haitiana consume gran parte del presupuesto de los dominicanos en salud, educación y alimentación, incluso, la gran deuda que acumulamos es mayor porque tenemos encima la carga de los haitianos. Ellos entran y se lo llevan todo, sin gran sacrificio y, sin tomar en cuenta que los dominicanos pagamos los platos rotos.

El gobierno y la población, por sensibles y humanos que querramos ser, debemos contribuir para que las autoridades puedan controlar este desorden que nos consume como país y destruye como nación legada por Duarte, Sánchez, Mella y Luperón.

El haitiano se ha convertido en depredador doquiera va y, es por esa razón, que ningún país del continente quiere acoger a sus inmigrantes. Solo nosotros, en nombre de una bionomía que no sentimos por nosotros mismos, nos tiramos encima una carga ajena que es cada vez más pesada.

Incluso, juiciosamente, el actual director de Migración, Enrique García, ha tenido el valor de advertir que, si no se pone un alto en lo inmediato, en pocos años nos arrebatarán el territorio, con todo lo construido, sin que medie una conflagración bélica. Lo están ocupando con la complicidad de muchos malos dominicanos que solo buscan unos cuantos pesos.

El gobierno de Luis Abinader ha expresado la intención de mejorar el país, presentó la gravedad ante las Naciones Unidas, pero al parecer esta preocupación no ha encontrado el apoyo necesario de la comunidad internacional, razón por la cual debemos asumir la solución nosotros.

El Gobierno dominicano debe tomar las medidas necesarias para frenar esa abusiva e irregular migración haitiana y, nosotros como dominicanos, debemos apoyar sus acciones en ese tenor o, de lo contrario las generaciones futuras Cargarán con el peso. ¡Ahora o nunca!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.