Dios lo promete

En la carrera de la vida el mal sigue apostando a sus lujosas ventajas, ellas extorsionan, intimidan y le doblan el pulso a los indecisos, almas vulnerables por decisión pues tuvieron su pase vip a la competencia de verdades. Cruzar la raya de los principios los ha llevado a los últimos lugares de la carrera, pero se movieron por la conveniencia de ir con la corriente sin luchar. Por temor a perder se perdieron a sí mismos y por la ambición de ganar quedaron descalificados. Los ignorantes seguirán ignorando, los necios se harán más tercos, pero los justos verán lo nuevo que Dios hará. Mientras las tinieblas cubren la tierra sobre ellos emergerá Su luz, resplandecerán. Porque toda injusticia activa la justicia Divina y esta enciende tu derecho a resplandecer.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.